Israel acusa a ciudadano sueco de trabajar para Hezbolá

Un ciudadano sueco fue acusado de trabajar para el grupo libanés Hezbolá e intentar reclutar agentes israelíes para la organización, anunciaron este domingo el Shin Bet (servicio de inteligencia) y el Departamento de Justicia de Israel.

Hassan Halil Hizran, un sueco de origen libanés de 55 años de edad, fue detenido en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión el 21 de julio y ha sido acusado de reunir información sobre las instalaciones militares israelíes que podrían ser atacados en el futuro.

Durante su interrogatorio, el acusado admitió trabajar para Hezbolá (una organización musulmana libanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar) desde el 2009, cuando visitó a su familia en Líbano, reportó el diario Haaretz en su versión en línea.

La acusación formal fue presentada este domingo por la mañana contra Hizran en un juzgado de instrucción local, por lo cual la orden de silencio sobre su arresto fue levantada. El abogado de Hizran rechazó los cargos contra su cliente.

El sueco está acusado de una serie de delitos relacionados con la seguridad, incluyendo el contacto con un agente extranjero y la transferencia de información. El gobierno de Estocolmo ha sido informado del caso, señaló el Shin Bet en un comunicado.

De acuerdo con el Shin Bet, Hizran tenía previsto recopilar información sobre los sitios militares en Israel, una misión que el servicio de inteligencia consideró como "una prueba de que Hezbolá se prepara para una guerra contra Israel y está marcando sus "objetivos".

Hizran buscaba reclutar a palestinos con pasaporte extranjero que podrían visitar Israel y proporcionar información de inteligencia.

También se le habría pedido reunir información sobre los despliegues militares, las bases, así como el protocolo de seguridad en el Ben Gurión, el aeropuerto internacional más grande de Israel.