Banco de leche de Guerrero recibe 50 mil litros al mes

El banco de leche materna, ubicado en el Hospital general de la Madre y el Niño Guerrerense, recibe 50 mil litros al mes para amamantar a niños de todas las regiones.

El director general del hospital de la Madre y el Niño Guerrerense, Adiel Molina Bello, informó en entrevista vía telefónica con Notimex que en Guerrero 80 por ciento de las mujeres amamanta a sus hijos, principalmente las zonas indígenas.

Las condiciones socioeconómicas en las que viven las mujeres indígenas, las obligan amamantar a sus bebes cumpliendo la iniciativa de los seis meses y hasta los dos años alternando con alimento.

En las zonas rurales e indígenas no tienen fácil acceso a la leche de lata y es donde mayormente se cumple con amamantar con leche exclusiva materna a los niños.

"Guerrero es de los que más alto porcentaje se tiene de la leche materna por las condiciones de que muchas zonas indígenas, donde persiste la costumbre de amamantar hasta los dos años o más grande a sus hijos", expresó.

En el único banco de leche materna de Guerrero, diariamente acuden 22 madres a donar para poder beneficiar a otros niños de Guerrero.

Al mes, 50 mil litros recibe el banco de leche materna y entre más donadores hay más cantidad, pero todavía no es completamente suficiente.

Explicó que a las mamás donadoras se les hace una valoración para comprobar que están sanas.

Aquellas mamás que no puedan dar leche materna a sus bebés están en condiciones de solicitarla, luego de un estudio que demuestra efectivamente que no tiene buena producción.

México es uno de los países en Latinoamérica con mucha deficiencia en lactancia materna, ya que sólo 15 por ciento amamanta y en Guerrero lo hace 80 por ciento.

"Las mujeres en Guerrero amamantan pero no lo hacen como procura la iniciativa, que es de seis meses y dos años después de haber iniciado la alimentación alterna. Nuestro promedio es de un año y la intención es que sea hasta los dos años", indicó el especialista.

El director del hospital general de la Madre y el Niño Guerrerense, donde se atienden a mujeres con alto riesgo en su embarazo, señaló que muchos factores han limitado que la madre amamante a su niño hasta los seis meses.

Uno de ellos es que se han incorporado a la vida productiva y eso le impide estar amamantando de manera exclusiva a su bebe, pero la intención de la iniciativa es también que todas las instituciones, independientemente sean de salud o no, tengan un espacio exclusivo para que a la mamá le puedan llevar su bebé dentro de horario de trabajo y puedan amamantar.

Molina Bello dijo que en el banco de leche materna de Guerrero, la leche que se recaba y se pasteuriza para que se le pueda dar a cualquier niño.Además de pasteurizar, la leche se guarda en refrigeradores especiales y se le hace un análisis a la mamá donadora para ver que sea leche segura porque hay enfermedades que puede transmitirse.

La leche recaba es porque haya madres que tienen en exceso y debe ser suficiente también para que ellas puedan amamantar a su hijo.

A las madres que llegan aliviarse al hospital se les informa sobre la importancia de la leche materna para sus niños y se les orienta para donar.