Podrá Europol verificar huellas de refugiados en lucha antiterrorista

La comisión de Liberados Civiles del Parlamento Europeo aceptó hoy que las policías de la Unión Europea (UE) tengan acceso a las huellas dactilares de los solicitantes de asilo en el marco de investigaciones sobre actividades terroristas.

La medida busca que las huellas de sospechosos sean comparadas con las de extranjeros que intentan ingresar en la UE como refugiados con el fin de identificar posibles criminales.

Las fuerzas de seguridad nacionales y la policía europea (Europol) podrán solicitar acceso a esas informaciones únicamente en casos de "preocupación mayor para la seguridad pública" y después de haber consultado sus propios bancos de datos y los de todos los países de la UE.

También deberán haber consultado previamente el sistema de información de visados europeos.

En cada país, un organismo nacional independiente verificará si se cumplen las condiciones necesarias para acceder al pedido.

Las reglas aprobadas por la comisión parlamentaria establecen que los datos personales de los solicitantes de asilo no podrán ser transferidos a países terceros u organizaciones internacionales.

Además, el envío a las policías europeas de las huellas dactilares de un solicitante de asilo no deberá afectar la decisión sobre la concesión de protección internacional a dicho ciudadano.

El acuerdo provisional cerrado con el Consejo Europeo deberá ser aprobado por el pleno de la Eurocámara en junio y, a partir de entonces, los gobiernos nacionales tendrán un plazo de dos años para implementar sus disposiciones.