Prevén estrategias para aminorar daños por incendios forestales

El gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Adrián Hernández Herrera, informó que crearán estrategias de prevención y combate para evitar pérdidas ambientales los próximos años.

Indicó que siguiendo los lineamientos de la Presidencia de la República de trabajar de manera conjunta para preservar las áreas naturales, la Conafor en Jalisco contempla acciones que disminuyan los daños que ocasionan los incendios forestales.

Hernández Herrera agregó que la meta es disminuir y erradicar la perdida de áreas boscosas en nuestro estado, y para ello se necesita hacer uso del fuego de manera responsable y controlada.

Recordó que la mayoría de los incendios registrados en Jalisco son ocasionados por los paseantes de áreas de recreo y agricultores, las prácticas de estos últimos ocasiona el 42 por ciento de incendios forestales.

Sin embargo, dijo, la Conafor no pretende evitar las quemas agrícolas, sino apoyarlas para que los agricultores puedan preparar sus tierras mediante quemas controladas con personal especializado.

"No pretendemos que se prohíban porque han sido actividades culturales desde tiempos milenarios y que es una herramienta con la que ellos se facilitan el trabajo, pretendemos brindarles el apoyo necesario con personas capacitadas que les indiquen como se debe hacer uso del fuego de manera responsable", detalló.

Aseguró que la Conafor estará preparada no sólo para combatir incendios el próximo año, sino para disminuir y evitar los incendios forestales en el estado de Jalisco.

Agregó que una de las estrategias que se tienen contempladas es el uso de más fuego con quemas controladas y medidas de prevención.

Las quemas controladas son incendios inducidos e intencionados, coordinados por especialistas, que por su baja magnitud no daña los ecosistemas, sino que sólo quema el material combustible como hojarasca y ramas secas, explico el funcionario.

Jalisco presenta 45 mil 848.5 hectáreas dañadas por incendios de enero a la fecha, superando las cifras de los años 2011 y 2012 casi en un 50 por ciento, sin embargo de arbolado adulto la afectación ocasionada por los siniestros es de dos mil 94.5 hectáreas.