Anuncia China construcción de su segundo portaviones

China construirá su segundo portaviones, más grande y potente que el primero, anunciaron hoy fuentes militares chinas, medio año después de que entrara en funcionamiento el anterior.

"Esperamos que el próximo sea más grande y pueda transportar más aviones", dijo el almirante Song Xue, vicejefe de Estado Mayor de la marina china.

En septiembre de 2012 China anunció de manera oficial la entrada en funcionamiento de su primer portaviones, un hito en la modernización militar del país que coincide con el aumento de las tensiones entre Pekín y sus vecinos por diferendos soberanistas.

China se convirtió en el décimo país del planeta en poseer un portaviones, y en el último país con puesto permanente en el Consejo de Seguridad en obtenerlo.

El buque, de 300 metros de largo y fabricado en Ucrania, fue comprado por China en 1998 y desde entonces Pekín se ha dedicado a su acondicionamiento para operarlo, aunque se estima que su tecnología no es comparable a la de Estados Unidos, Francia o Rusia.

Según algunos expertos, China, -potencia militar regional en Asia, también estaría construyendo otros dos portaaviones propios, lo que supondría un hito en el dominio chino de los océanos, ya que hasta la fecha China no disponía de este tipo de buques de guerra.

La expansión militar naval china se produce en un clima de tensión en la región occidental del Pacífico, a causa de las disputas territoriales que China mantiene con países de la región, sobre todo con Japón, en el Mar del Este de China, pero también con Filipinas, Vietnam y Taiwán en el Mar de la China Meridional.

En algunos de estos países se percibe la obtención de un portaaviones por parte de Pekín como una maniobra para imponer su hegemonía naval en una región donde la marina estadounidense -que dispone de 11 portaaviones, tiene un peso preponderante.