Mercado alimenticio, oportunidad de México para posicionarse

El mercado global alimenticio supera en importaciones los 600 mil millones de dólares, lo que representa una gran oportunidad de México para posicionarse como país exportador de alimentos de alto valor agregado, opinó Elena Achar Samra.

La jefa de la Unidad de Promoción de las Exportaciones de ProMéxico expuso que el sector agroalimentario mexicano no sólo es prioritario, sino que es una área estratégica para la economía nacional, pues además de asegurar la disponibilidad de productos para la población en general, genera empleos y divisas.

Recordó que en 2014 las exportaciones agroalimentarias sumaron 25 mil millones de dólares, "este es uno de los pocos sectores de la economía global que mantiene un dinamismo creciente del comercio e inversiones, por lo que ofrece oportunidades de crecimiento y de diversificación que debemos de aprovechar".

Uno de los retos del gobierno federal, reiteró, es mejorar el desarrollo exportador del sector agroalimentario, y con ello las condiciones de vida.

La especialista reconoció que por su extensión y riqueza agro climática México tiene una gran oferta de productos que necesita adecuar a las exigencias de los consumidores, a las certificaciones de los compradores internacionales.

Para ello, argumentó que los nacionales cuentan con todos los apoyos y servicios de ProMéxico que ofrece una amplia promoción de instrumentos internacionales.

En el marco de la puesta en operación de la segunda Rueda de Negocios agroalimentaria, dijo que todos los empresarios cuentan con asesoría especializada de diversas dependencias federales en materia de comercio exterior enfocadas al sector agroalimentario.

"En las circunstancias actuales exportar representa una muy buena alternativa de negocios para los productores, es por eso, que hemos convocado a compradores de Canadá, Estados Unidos, Guatemala, Chile, Colombia, Costa Rica, Francia, Alemania, España, Suiza, Taiwán, Corea del Sur y China", mencionó.

En cuanto a la Rueda de Negocios, explicó que es un detonador de las exportaciones, en este caso, de alimentos frescos como procesados derivados de la demanda internacional.