Mezcla "No quiero dormir sola" realidad y ficción: Natalia Beristáin

La cineasta mexicana Natalia Beristáin aseguró que en su ópera prima "No quiero dormir sola" mezcla la realidad y la ficción para contar una historia familiar "que venía del fondo de mí ser, por lo que resultó muy natural y fácil contagiar a todo el equipo".

Explicó que su filme fue el resultado de dos momentos de su vida que coincidieron, por un lado, un ejercicio de ficción para su tesis del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y por el otro, la crisis médica por la que atravesaba su abuela en esos momentos.

Para realizar este filme, Beristáin reunió a un pequeño grupo de 15 personas, la mayoría mujeres, e invitó a las actrices Mariana Gajá y Adriana Roel para protagonizar la historia, además de su papá, Arturo Beristáin, a quien tuvo la oportunidad de dirigir.

"Con las actrices hubo mucho trabajo de mesa previo a la filmación, para que a la hora del rodaje ellas supieran qué hacer, con un marco delimitado, eso nos ayudó a que el rodaje fuera más rápido porque el presupuesto era poco", señaló la cineasta.

Por su parte, Arturo Beristáin apuntó que "No quiero dormir sola" posee una gran honestidad artística sin concesiones, "en lo personal la película me conmueve mucho porque se trata de una historia muy cercana a mi familia".

Indicó que el arte no es para divertir sino para mostrar la visión del artista sobre el mundo, en el caso de "No quiero dormir sola" retrata una realidad en la que todos se pueden ver reflejados, "la directora tiene toda mi admiración por no tener concesiones".

Explicó que su madre, Dolores, una actriz de teatro, pasó los últimos dos años en la casa del actor, "ver parte de su historia en la pantalla es doloroso pero exorcizante, creo que la abuela está o estaría muy contenta del trabajo que ha hecho su nieta".

Por su parte, la actriz Mariana Gajá, quien ya había trabajado al lado de Natalia Beristáin en su trabajo de tesis "Pentimento", destacó que este papel fue un regalo para ella, "porque es difícil encontrar una película que tenga este corte donde el mayor peso de la actuación recae en dos actrices".

Indicó que esta película se volvió un "videohome", en el mejor sentido de la palabra, porque todo el equipo estuvo involucrado y Natalia posee un oído muy afinado para la ficción y eso ayudó a que cada diálogo tuviera la intención correcta.

En lo personal, dijo, a ella le cuesta trabajo dormir sola, "pero también creo que hay que aprender a estar sola y a abrazar la soledad".

"No quiero dormir sola" se estrenará el próximo 5 de julio con 15 copias en el circuito comercial de cines y también en forma simultánea en la multiplataforma por Internet Cinépolis Klic.

Al respecto, el productor Rodrigo Herranz consideró que esta plataforma puede ser una ventaja para que el filme sea recomendado de boca en boca y fomentar que la gente vaya al cine a ver lo que hacen los cineastas mexicanos.