Permanecen sólo 500 soldados franceses en Afganistán

Alrededor de 500 soldados franceses permanecen aún en Afganistán, conforme al calendario establecido por el presidente Francois Hollande, que prevé el fin de la misión en ese país en 2014, anunció hoy el Ministerio de Defensa.

El número de militares galos que participan en la Fuerza Internacional para la Seguridad y la Asistencia (ISAF, por sus siglas en inglés) desplegada en el territorio afgano, se ha ido reduciendo de manera paulatina desde hace un año, destacó el ministerio.

Después de la transferencia de la responsabilidad de Campo Warehouse a las autoridades afganas, los soldados franceses a cargo de la protección de esa base, en el este de Kabul, salieron de ese país la víspera para regresar a París, indicó.

"Ahora, 500 soldados tienen instrucciones de proseguir el compromiso francés hasta el final de la misión de la ISAF en 2014", afirmó el Ministerio de Defensa en un comunicado, reproducido por el diario Le Figaro.

Explicó que los militares aún presentes seguirán garantizando la seguridad al aeropuerto de Kabul y al hospital instalado en la capital, además continuarán entrenando al ejército afgano, mientras que algunos oficiales permanecerán integrados a la ISAF.

Hace apenas un mes, las tropas francesas se redujeron a cerca de un millar de hombres, respecto a los más de cuatro mil que estaban desplegados en 2011 y a los tres mil 600 que permanecían en el verano de 2012.

Francia participa en la fuerza multinacional desde finales de 2001, tras los atentados en Estados Unidos del 11 de septiembre de ese año, sin embargo cuando Hollande llegó al Palacio del Elíseo decidió acelerar el retiro militar francés.

La salida de las tropas galas comenzó casi al final de la administración del expresidente Nicolás Sarkozy, que ya preveía llegar a 500 militares en el verano de este año.