Se reaviva debate sobre pena capital en Pakistán tras nueva ejecución

La justicia de Pakistán ejecutó la madrugada de hoy a un convicto de haber asesinado en 2004 a un niño de siete años de edad, pese a los alegatos de sus abogados de que en esa época él mismo contaba con 15 años de edad.

Su defensa también argumentó que la confesión fue conseguida mediante tortura, en una decisión judicial que reavivó el debate en el país asiático sobre la pena de muerte, cuya aplicación estaba suspendida, pero se ordenó reactivarla el pasado diciembre.

En ese mes un ataque por un comando del movimiento islámico fundamentalista del Taliban a una escuela en la noroccidental ciudad de Peshawar, cobró la vida de más de 150 alumnos y profesores.