Deja 14 muertos bombardeo contra suburbio rebelde de Damasco

Las fuerzas del régimen sirio bombardearon hoy un suburbio de Damasco, en poder de los rebeldes, causando al menos 14 muertos, mientras Estados Unidos y Rusia prosiguen los esfuerzos por poner fin a casi 28 meses de conflicto.

El bombardeo sobre el suburbio de Kfar Batna parece ser parte de una ofensiva de las tropas gubernamentales contra las zonas rebeldes en torno a la capital siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Indicó que el número de personas muertas es de 14, entre ellas tres mujeres y tres niños, después de que las tropas del régimen bombardearon Kafr Batna, suburbio situado al este de Damasco, donde se encuentran varios bastiones rebeldes.

Las fuerzas del presidente Bashar al-Assad también han bombardeado en los últimos días los barrios de Jubar (oriente de Damaco), Qaboon (noreste) e Illora (norte).

El ataque de este martes en Kfar Batna tuvo lugar horas después de que un carro bomba estalló en el barrio de Kfar Susa, en el suroeste de Damasco, donde se encuentran varios edificios gubernamentales, entre ellos los servicios de inteligencia.

Mientras continúan los ataques en suburbios de Damasco, Estados Unidos y Rusia prosiguen los esfuerzos para poner fin al conflicto sirio, que ha dejado más de 100 mil muertos desde marzo de 2011, de acuerdo con cifras del OSDH.

Este martes, el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, y el canciller ruso Serguei Lavrov se reunieron en Brunei, al margen de un encuentro de países de Asia-Pacífico, para tratar la situación en Siria.

Ambos reiteraron su decisión de celebrar la Conferencia Internacional sobre Siria lo antes posible, aunque estimaron que podría llevarse a cabo después de agosto próximo en Ginebra, Suiza.

"Todavía hay cosas que deben ser trabajadas en el transcurso de estos próximos días, pero Lavrov y yo sentimos que esta reunión es muy útil, que es constructiva y productiva", dijo Kerry a la prensa en Brunei.

Explicó que no se llevará a cabo en julio a causa de las consultas entre Estados Unidos y Rusia destinadas a solucionar sus diferencias sobre el tema y que "agosto es muy difícil para los europeos y otros" países, en referencia a las vacaciones estivales.

Estados Unidos y Rusia desean que la Conferencia de Ginebra sirva para abrir negociaciones entre el régimen y la oposición siria, pero ambos países están en desacuerdo en varios puntos, entre ellos en el deseo de Moscú de que Irán participe en ellas.