Bachelet concita desaprobación del 70 por ciento según sondeo

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, registró en julio último una desaprobación ciudadana de 70 por ciento, la más alta en la evaluación presidencial que la encuestadora Adimark realiza desde 2006.

La jefa de Estado, cuya desaprobación se incrementó en dos puntos porcentuales respecto al estudio de junio pasado, sólo recibió una aprobación de 26 por ciento, un punto porcentual menos que el anterior sondeo.

El 75 por ciento de los encuestados, en tanto, rechazó la forma en que el gobierno desarrolla su labor, dos por ciento más que en junio pasado, mientras que 21 por ciento la aprueba, uno por ciento menos que un mes antes.

De acuerdo con Adimark, "en julio se profundizó el distanciamiento del gobierno con la ciudadanía que se ha venido observando en los últimos 12 meses, pero que se ha agudizado desde comienzos del presente año".

"Durante este mes se redujeron las proyecciones de crecimiento del país para éste y el próximo año, al tiempo que el gobierno reconoció dificultades para llevar a cabo sus principales reformas por efecto de la desaceleración económica", comentó la firma.

Añadió que "los datos dan cuenta de un estado de desafecto y tensión social rara vez observados en nuestra historia reciente".

"A mediano plazo, la ciudadanía muestra un marcado nivel de escepticismo (o pesimismo, si se quiere), respecto al avance que se habrá logrado al finalizar el presente gobierno", añadió la encuestadora.

Precisó que por primera vez "quienes dicen identificarse con la 'oposición' al gobierno chileno (34 por ciento) superan a los que se identifican con él (32 por ciento)".

La encuesta fue hecha entre mil 015 personas del 8 al 30 de julio pasado y se estima un margen de error de 3.1 por ciento y un nivel de confianza del 95 por ciento.