Cráneos de los primeros pobladores de México se exhiben en Guanajuato

Un total de siete cráneos con antigüedades que van de dos mil 200 años a 12 mil 700, de individuos que formaron parte de los primeros grupos humanos que llegaron al centro del territorio mexicano, durante la era de hielo, se exhiben desde hoy en el Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio) del Cinvestav, en Irapuato, Guanajuato.

En un comunicado, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), informó que las piezas que integran la muestra itinerante "El hombre temprano en México" fueron descubiertas entre 1947 y 1984.

A partir de estos descubrimientos, especialistas del Langebio han realizado investigaciones que han revelado información relevante sobre la presencia del hombre en el continente americano, añadió.

Pero sobre todo, del papel trascendente que juega México en el debate sobre los primeros pobladores de América, último continente en ser poblado, expuso Karla Sandoval Mendoza, quien junto con Rafael Montiel Duarte, ambos investigadores de Langebio, organizaron la muestra.

En conferencia de prensa previa a la inauguración de la muestra, dijeron que la idea es establecer una interacción directa de estos materiales con la población en general, así como reforzar y fomentar las investigaciones en paleogenética y antropología física entre los investigadores.

Sandoval Mendoza indicó que el interés por conocer el origen de los habitantes de América y cómo llegaron se ha incrementado últimamente, pero en los recientes 10 años la aplicación de la paleogenómica ha generado nuevas expectativas al respecto.

Lo anterior, ya que el estudio de los restos humanos mediante la búsqueda y extracción de ADN endógeno permite estudiar a nivel de genoma cada pieza y encontrar nueva información, puntualizó la investigadora del Cinvestav.

"El potencial de los estudios que se pueden realizar en este campo es muy grande, por eso, en 2010 Cinvestav inauguró el Laboratorio de interacción núcleo-mitocondrial y paleogenómica", a cargo del profesor investigador de Langebio, Rafael Montiel Duarte, expuso el Cinvestav.

Destacó que dicha área cuenta con instalaciones de estándar internacional, que permiten controlar, por ejemplo, contaminación con ADN moderno.

Al respecto, durante la conferencia de prensa, José Concepción Jiménez López, investigador de la Dirección de Antropología Física del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), destacó que ningún país del mundo tiene acervos con estas cronologías tan marcadas.

Señaló que a partir de piezas como las que se exhiben a partir de hoy se puede reconstruir la historia de los grupos o sociedades hasta la actualidad, y encontrar información valiosa desde el punto de vista biológico, de salud o cultural.

El Cinvestav mencionó que las piezas que se exhiben son: Mujer del Peñón III, localizada en 1959 y con una antigüedad de 12 mil 700 años; Hombre de Chimalhuacán, de 1984 y antigüedad de 10 mil 500 años; y Hombre de Balderas, de 1968 10 mil 500 años de antigüedad.

Lo mismo que Hombre de Tlapacoya, localizado en 1968 y una antigüedad de 12 mil años; Hombre de San Vicente Chicoloapa, hallado en 1958 y fechado de cuatro mil 500 años; Hombre de Texca, de 1964 y antigüedad de siete mil 480 años; y Hombre de Tepexpan, de 1947 y dos mil 200 años de antigüedad.

El Cinvestav comentó que "El hombre temprano en México", exposición que pertenece al INAH, permanecerá hasta el 15 de octubre próximo en el área de difusión de Langebio.