Acuerda ONU objetivos de desarrollo para los siguientes 15 años

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acordó nuevos objetivos de desarrollo que guiarán los esfuerzos de la comunidad internacional para erradicar la pobreza extrema durante los próximos 15 años.

El nuevo acuerdo, que deberá ser adoptado formalmente por los miembros de la Asamblea General el próximo septiembre, remplazará los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que lograron sacar de la pobreza extrema a unos mil millones de personas entre 1990 y 2015.

A diferencia de la estrategia que la precedió, los llamados Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) buscan reducir la pobreza tomando en cuenta la protección del medio ambiente y la sustentabilidad a fin de combatir los efectos del cambio climático.

Los nuevos objetivos se dividen en 17 temas con 169 metas específicas a fin de abatir "barreras sistémicas clave" para el desarrollo, tales como la desigualdad, los patrones de producción y consumo no sustentables, la infraestructura inadecuada y la falta de empleos dignos.

La estrategia considera asimismo la dimensión sustentable del desarrollo, que incluye la administración adecuada de los recursos marinos y oceánicos, así como la protección de los ecosistemas y de la biodiversidad.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon expresó en una conferencia de prensa celebrada este lunes que el acuerdo expande los logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y fija metas "integradas, interconectadas e indivisibles".

Los objetivos "están centrados en la gente y son sensible al planeta. Son universales y aplicables a todos los países al tiempo que reconocen las diferentes realidades y capacidades", manifestó Ban.

Resaltó además que los objetivos reconocen que no es posible lograr el desarrollo sin impulsar al mismo tiempo el respeto a los derechos humanos y sin abordar los complejos problemas humanitarios y los retos que supone el cambio climático.

"Podemos ser la primera generación que termine la pobreza global, y la última generación en prevenir los peores impactos del calentamiento global antes de que sea demasiado tarde", aseguró.

Los objetivos fueron acordados en una sesión que terminó la noche del domingo tras dos semanas de intensas negociaciones finales, que en total duraron más de dos años y cuyo plan inicial fue delineado en la cumbre de Río+20.

Ian Koski, vocero de la Campaña ONE, fundada para combatir el hambre en el mundo, expresó que los objetivos son un "hito mayúsculo en los esfuerzos para terminar con la pobreza extrema", aunque advirtió que tomará un enorme esfuerzo concretar los planes.

"La supervisión de los objetivos necesitará un intenso enfoque en la rendición de cuentas, apoyado por inversiones en recolección y uso de datos para que los ciudadanos tengan la información que necesitan para garantizar que sus líderes cumplan con sus promesas", sostuvo Koski.

De acuerdo con la ONU, aún existen en el mundo 836 millones de personas que viven en extrema pobreza y que subsisten con menos de 1.25 dólares al día.