Gerber Bicecci convierte palabras en imágenes en nuevo libro

La escritura siempre ha estado como un componente en las cosas que hago, me ha acompañado de distintas formas; a veces se transforma en dibujo, otras en fotografía, performance, en libros, al final el ejercicio siempre ha estado como algo que aparece en lo que deseo explorar con mi trabajo, aseguró la artista visual Verónica Gerber Bicecci (1981).

Entrevistada a propósito de su más recinto publicación "Conjunto Vacío", la ganadora del Premio Internacional de Literatura "Aura Estrada" 2013 comentó que a veces las palabras no basta para expresar lo se desea externar.

"Justo en este libro lo que trato de explorar es cómo es que algunas veces las palabras no alcanza y por ello, a aparecen dibujos, toda vez que existen cosas que al contarlas con palabras pierden algo; dejándolo en un nivel abstracto puede uno explorar sus profundidades de manera distinta", consideró.

Bajo el sello Almadía, "Conjunto Vacío" cuenta la historia de Verónica, hija de exiliados argentinos, quien vive en la Ciudad de México, y debe regresar al departamento que fuera de su madre, antes de que ésta desapareciera repentinamente hace años.

También es una historia de amor, o de abandono, en la que una ruptura desemboca en un viaje a las raíces familiares.

En este ejemplar, cuando las palabras son insuficientes dejan su lugar a dibujos, abstracciones, esquemas; de tal suerte que esta novela no duda en inventar su propio idioma: uno hecho de grafías, trazos y espacios vacíos.

De la escritura a las representaciones visuales, la autora construye una historia que destaca por contar una trama sostenida, en un tono lúdico y melancólico.

"Es un libro que intenta explorar la posibilidad de convertir las palabras en imágenes, y en el que algunos dibujos que aparecen toman el lugar de la narración y las palabras, sin ilustrar, sino que cuentan partes de la historia.

"Esa es una de las primeras preocupaciones que intenta abordar este libro y el resultado es un texto fragmentado en el que el lector se encuentra con una serie de diagramas que están basados en la Teoría de Conjuntos de Venn, que cuentan partes de la historia", dijo la autora a Notimex.

Refirió que a partir de ahí, el lector debe ser curioso y así descifrar lenguajes distintos al que esta acostumbrado a ver en un libro donde solo hay texto.

Reveló que en esta novela, "no hay una historia lineal que se cuente de principio a fin, la estructura del libro está pensada como un caos temporal, no aparecen en el orden en el que suceden y el lector es un poco el que ordena la historia".

Del personaje de la madre, que lleva la voz en este trabajo, la autora compartió que a través de éste "quería contar la historia de un personaje que nadie pudiera ver pero que está ahí, y a partir de ahí, dibujar un agujero en la trama que fuera tocando los límites de otros agujeros que fueran el resto de los personajes y tratar de conectarlos", comentó.

Convencida de que es el lector quien tiene la última palabra sobre esta publicación, la autora informó que el texto será presentado en esta capital el 4 de septiembre, en un lugar que está aun por definir.