Abogado de hispano niega que su cliente tenga vínculos con terrorismo

Richard Della, abogado de Harlem Suárez, acusado de intentar hacer estallar una bomba en una playa de Florida, negó hoy que su cliente tenga vínculos con el terrorismo y afirmó que "no tiene ninguna filiación" con el yihadista Estado Islámico (EI).

Suárez de 23 años de Cayo Hueso, y de origen cubano, fue detenido la semana pasada por autoridades federales bajo acusaciones de intentar utilizar una bomba de mochila en una explosión planeada en una playa pública. De ser hallado culpable enfrentará cadena perpetua.

Este lunes su abogado y la fiscalía acordaron continuar su audiencia de fianza hasta el próximo martes.

Della dijo a la prensa, a las afueras del tribunal, que su cliente nunca ha sido arrestado, que "es muy inmaduro y tiene un intelecto bajo" por lo que pedirán una evaluación psicológica.

Suárez permanece en custodia y enfrenta una acusación de tratar de usar un arma de destrucción masiva para mostrar su apoyo al EI, grupo al que Estados Unidos designó terrorista.

Suárez, alias "Almlak Benítez", trabajaba en un restaurante de Cayo Hueso hasta su arresto y vivía con sus parientes inmigrantes cubanos.

El hispano compró partes para el dispositivo que fue diseñado para contener clavos galvanizados y tenía la intención de ocultarlo en una mochila y detonarla a distancia con un teléfono celular, de acuerdo con la denuncia. El plan, según la acusación, era detonarlo el 4 de Julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, en Miami Beach o Cayo Hueso.

La denuncia penal especifica que la Oficina del Alguacil del Condado de Palm Beach recibió una denuncia de alguien que había recibido una solicitud de amistad en Facebook de una página que pertenece a "Almlak Benítez".

La página dice: "Somos el estado islámico. Somos musulmanes, Y pronto tendremos el resto de guerreros, nosotros llegaremos aquí de Canadá y México".