Pide senadora atender reinserción escolar de niños repatriados de EUA

La senadora del PAN, Gabriela Cuevas Barrón anunció que el próximo miércoles presentará un punto de acuerdo para exhortar al Ejecutivo federal a actualizar el Memorándum de Entendimiento suscrito con Estados Unidos en materia educativa.

También planteará que en el Presupuesto de Egresos de la federación para 2016, se destinen recursos suficientes a la reinserción educativa de niñas, niños y adolescentes migrantes mexicanos o de origen estadunidense con padres o madres de nacionalidad mexicana.

Explicó sobre el Memorándum de Entendimiento en materia educativa que debería establecerse una Delegación Binacional Permanente para que sea la instancia encargada de proponer mejoras continuas en ambos sistemas educativos a fin de atender las necesidades de los niños que enfrentan algún proceso migratorio.

En un comunicado, la legisladora de Acción Nacional apuntó que esto es de gran relevancia porque a corto y mediano plazo, el número de mexicanos menores de edad que dividen su educación en escuelas estadunidenses y mexicanas podría continuar aumentando.

Advirtió sobre el número de repatriaciones de niñas, niños y adolescentes migrantes de nacionalidad mexicana provenientes de Estados Unidos que ascendió a 176 mil 144 entre el año 2007 y junio de 2014, y que tienen que abandonar sus estudios.

Cuevas Barrón informó que en los últimos años, el fenómeno migratorio entre México y Estados Unidos se ha modificado drásticamente y afecta principalmente a las niñas, niños y adolescentes que en el contexto de la movilidad se ven en la necesidad de inscribirse en sistemas escolares con características muy diferentes.

En específico, el número de repatriaciones de niñas, niños y adolescentes migrantes de nacionalidad mexicana provenientes de Estados Unidos ascendió a 176 mil 144 entre el año 2007 y junio de 2014. Mientras que en el año 2010 había 597 mil niños y niñas con ciudadanía estadunidense viviendo en México.

"Estos niños se convierten en un sector de la población expuesto a situaciones de riesgo en términos educativos, lo que incrementa sus probabilidades de deserción y reprobación escolar", comentó la legisladora panista.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda, entre 2005 y 2010 casi un millón de mexicanos regresaron de los Estados Unidos. Entre ellos se encontraban miles de niños que tuvieron que enfrentarse a un choque cultural.

Algunos se reencontraron con sus raíces pero otros, nacidos en Estados Unidos, se toparon con barreras hasta de idioma.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha señalado que otras dificultades que enfrentan los menores es la exigencia de documentación migratoria vigente y se les cobra derechos por validar sus estudios anteriores, requisitos que muchas familias no pueden cumplir por la situación de pobreza en la que viven.

Opinó que hay necesidad de que la SEP "reestructure el Programa Binacional de Educación Migrante para actualizarlo a las nuevas necesidades y realidades del país".