Mancera retoma actividades al frente del gobierno capitalino

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, se reincorporó este lunes a sus actividades al frente de la administración local, tras una semana de ausencia para atender asuntos personales.

Mancera Espinosa inició su agenda de este día en el Centro de Salud T-III México-España, donde anunció el equipamiento y la dotación de medicamentos especializados en 140 centros de salud de toda la ciudad para atender males cardiovasculares.

En el evento Programa para la Atención Temprana del Infarto Agudo al Miocardio, destacó que era importante tener electrocardiógrafos en dichos centros porque la incidencia de enfermedades cardiovasculares en la capital del país es muy alta, incluso es un problema que llega a ser la principal causa de muerte en la ciudad.

Tenemos un número aproximado de 10 mil personas que mueren cada año por esta causa, de enfermedad cardiovascular, de ahí que sea tan importante lo que hoy estamos anunciando, dijo el mandatario capitalino.

Aclaró sin embargo que no se trataba sólo de crear un centro especializado en cardiología en algún lugar de la ciudad, porque ya se cuenta con uno, sino de llevar a los sitios más alejados de la urbe un diagnóstico de este tipo.

El funcionario agregó que además han sido capacitados 300 médicos y 400 enfermeras, y equiparon con electrocardiógrafos los hospitales Enrique Cabrera, Xoco, Balbuena, Belisario Domínguez, Villa y Ajusco Medio, donde los equipos ya están funcionando.

Informó que la inversión que se requirió para este programa fue de poco más de 27 millones 800 mil pesos en la adquisición de los equipos que permitirán salvar a 80 por ciento de los pacientes.

Mancera también dio a conocer que el gobierno capitalino firmó un convenio con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), que va en la misma lógica de capacitación, equipamiento y de atención especializada para los enfermos.

Con esto, la Ciudad de México da a la población la posibilidad de detectar enfermedades como asma u obstrucciones pulmonares, las cuales causan la muerte de 70 mil personas cada año.