Procurador de Texas es fichado tras ser acusado de tres delitos

El Procurador General de Texas, Ken Paxton, se entregó hoy a la policía del condado de Collin después de que fue acusado de tres cargos de felonía, incluyendo fraude, derivado de gestiones realizadas cuando era miembro de la legislatura estatal.

Paxton apareció sonriente en la fotografía de la ficha policiaca poco después de que fue procesado en la comunidad de McKinney, asiento de ese condado al norte de Dallas, aunque fue dejado en libertad después de pagar una fianza de 35 mil dólares.

El pasado martes un gran jurado en esa comunidad presentó tres cargos contra Paxton por haber actuado como un agente intermediario en operaciones financieras sin estar autorizado para ello, además de haber mentido.

Dos de los cargos derivaron de la participación de Paxton en un esquema pidiendo a inversionistas inyectar 600 mil dólares en la empresa tecnológica Servergy Inc, con sede en McKinney, pero sin informales que recibiría una comisión por ello.

En este caso Paxton está acusado de haber mentido a estas personas al presentarse como un inversionista de esa empresa, la cual es blanco de una investigación federal por parte de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC).

Paxton está acusado además de haber recibido comisiones por referir clientes a una firma de inversiones de un amigo suyo sin estar registrado como agente intermediario con la Junta Estatal de Valores, como lo requiere la ley de Texas.

Los cargos contra Paxton, quien fue electo al cargo en noviembre pasado en sustitución del actual gobernador Greg Abbot, conllevan penas de cinco hasta 99 años de prisión de ser encontrado culpable.