Obra de Hans Christian Andersen vigente a 140 años de su fallecimiento

La obra del escritor danés Hans Christian Andersen, a 140 años de su muerte, que se cumplen mañana, sigue siendo un ejemplo e inspiración para las producciones infantiles.

Prueba de ello es el musical "La reina de las nieves", el cual está basado en el cuento homónimo del autor y se presenta hasta el 8 de agosto en la St Aidan's Hall Berwick, en Australia, a cargo de la Lane Cove Theatre Company, de acuerdo con el sitio "dailytelegraph.com.au".

Hans Christian Andersen vino al mundo el 2 de abril de 1805 en Odense, Dinamarca, cobijado en el seno de una familia humilde liderada por un zapatero.

Luego de enfrentar la muerte de su progenitor, a los 11 años de edad, en 1819 viajó a Copenhague en busca de su sueño: triunfar como dramaturgo.

Su perfil biográfico publicado en el portal electrónico de la Enciclopedia Británica indica que Andersen recibió la primera ayuda significativa de parte de Jonas Collin (1776-1861), uno de los directores del Teatro Real de Copenhague, sitio que el autor visitó en su juventud con la esperanza de ganar fama como actor.

Collin lo envió a cursar sus estudios primarios a la ciudad de Slagelse y, tiempo después, en 1822, publicó su primer cuento "El fantasma en el sepulcro de Palnakote"; además, también asistió a la escuela en Elsinore hasta 1827.

Ese mismo año se dio a conocer su poema "El niño moribundo", un texto que reflejaba el tono romántico de los grandes poetas alemanes.

El primer reconocimiento para Andersen llegó en 1829, con la publicación del cuento "Un viaje a pie de Canal de Holmen a la punta este de Amager", al que le siguieron la aparición de una obra de teatro y un libro de poesía, destaca el portal "biography.com".

Pudo viajar por Europa y desarrollar más su trabajo gracias a una beca que le fue otorgada por el rey; el joven escritor convirtió a Alemania en su segundo hogar y su estancia en Italia lo inspiró para escribir "El improvisatore", novela publicada en 1835, año en que volvió a su país.

A partir de ese año, comenzó a escribir los cuentos de hadas que lo inmortalizarían en el mundo literario; además de publicar las novelas "O. T." (1836) y "Tan sólo un violinista" (1837); además de la pieza teatral "El mulato" (1840), apuntan datos sobre el escritor en el sitio "biografiasyvidas.com".

En 1840 apareció su poema "Soy un escandinavo", un texto en el que el autor capturó la forma en que Dinamarca, Noruega y Suecia habían crecido juntas.

A partir de 1845 los cuentos del escritor comenzaron a ser traducidos al idioma inglés, hecho que le permitió captar la atención del público extranjero.

Dos años más tarde, Andersen visitó en Inglaterra al novelista británico Charles Dickens (1812-1870), cuyo realismo influyó en el estilo del escritor danés, quien combinó en su obra un prudente equilibrio entre la realidad y la fantasía.

Datos sobre el autor publicados en "andersen.sdu.dk" señalan que en 1866 el poeta fue nombrado como Ciudadano Honorario de su pueblo natal, Odense, por el cual se llevó a cabo una gran celebración.

El escritor sufrió una grave lesión en 1872 debido a una desafortunada caída en su casa de Copenhague, y alrededor de ese tiempo el gobierno danés realizó diferentes actividades para conmemorar en vida la obra de Andersen.

Consagrado como uno de los grandes genios de la literatura universal, Hans Christian Andersen murió el 4 de agosto de 1875 a la edad de 70 años, en la casa de campo de la familia Melchior, amiga del escritor.

Entre 1835 y 1872 escribió 168 cuentos inspirados en tradiciones populares, así como en narraciones mitológicas de origen alemán y griego, los cuales están dirigidos principalmente al público infantil.

El escritor danés legó al mundo literario obras universales como "El traje nuevo del emperador" (1837), "El soldadito de plomo" (1838), "La reina de las nieves" (1844), "Las zapatillas rojas" (1845) y "El ruiseñor" (1843).