Cine mudo se disfrutaba en portales del Parían, en Tlaquepaque

La época del cine mudo y del cine de oro mexicano fue disfrutada por los tlaquepaquenses en algunos de los cinemas que había dentro de la cabecera municipal, desde la década de los 40 y los últimos años de los 80, dijo el cronista Bernardo Carlos Casas.

Indicó que Tlaquepaque contó en la década de los 40 con una sala de cine ubicada en los portales sur del Parían, llamado 'Cine Verde', en la cual se proyectaba la película muda y al mismo tiempo un grupo de músicos entretenían a los asistentes con melodías acordes a las imágenes del filme.

Añadió que ya para los años 50, existió el 'Cinema 30 de Abril', el cual estaba ubicado en el cruce de las calles Porvenir y Progreso, y que hasta hoy conserva solamente su construcción.

Comentó que durante la época del cine de oro los habitantes abarrotaban las salas.

Añadió que en 1985 otro cine abrió sus puertas, 'Cinema El Refugio', donde luego de su rehabilitación es lo que ahora se conoce como el Centro Cultural, donde decenas de familias pudieron disfrutar en aquella época de grandes películas de esa década.

Mencionó que en éste lugar existe la sala "que hoy conocemos como 'Cineforo' y contaba con un proyector de acetato y una pantalla de 135 milímetros'.

Comentó que el auditorio fue inaugurado en septiembre de 1985 por las autoridades municipales y el actor, productor, escritor y director de cine, Gustavo Alatriste Rodríguez, estuvo de visita en esos días en Tlaquepaque.

Dijo que el ocaso de estos dos últimos puntos de recreación llegó con la entrada de los nuevos cinemas ya más sofisticados y comerciales.

"Es consecuencia de la misma situación de los demás cines, cuando cayó 'El Variedades', 'El Alameda', 'El Juárez', 'El Cuauhtémoc', pues aparecieron también las videocaseteras y cada quien tenía su película en su casa, ya no iba a la gente al cine", comentö.

"Tlaquepaque ha tenido grandes cambios en la historia, pero dejó siempre buenos recuerdos en la ciudadanía, que ahora tiene el gusto de acudir a las plazas para ir de compras o a comer, así como a los modernos cines de hoy, en las que se proyectan películas en sus diferentes exposiciones", concluyó.