Automotrices alemanas adquieren servicio de mapas Here de Nokia

Las automotrices alemanas BMW, Daimler y Audi compraron el servicio de mapas Here de la firma finlandesa Nokia por dos mil 800 millones de euros, una adquisición clave para el desarrollo de navegación inteligente y de la conducción sin chofer.

Las tres empresas informaron este lunes que adquirieron el servicio de mapas a partes iguales. La operación, que se espera se cierre en el primer trimestre de 2016, tiene que recibir aún el visto bueno de las autoridades vigilantes de la libre competencia.

Sobre la compra se había especulado mucho en los últimos meses, pues las tres firmas alemanas querían evitar que la tecnología de Nokia cayera en manos de Google o de otro consorcio de internet que esté trabajando en un coche inteligente.

Here es clave en el desarrollo de un automóvil autónomo. Esa tecnología se basa sobre todo en sensores y cámaras que recogen datos del entorno y los procesan a gran velocidad. De esta forma funciona, por ejemplo, el asistente en caso de atascos o la función que hace que un automóvil pueda estacionarse solo.

Cuanto más avanza esa tecnología más necesario se hacen los datos de ubicación como informaciones de GPS, para que un automóvil sepa, por ejemplo, el lugar exacto en el que se encuentra, y es aquí donde el sistema de mapas de Nokia desempeña un papel fundamental.

La medida es de enorme relevancia para el sector automotor alemán, pues se calcula que en Europa cuatro de cada cinco automóviles utilizan ya Nokia Here. Además, el servicio cuenta con mapas de unos 200 países de todo el mundo.

Además, la digitalización a bordo es considerada clave en el futuro del sector del automóvil: los vehículos autónomos necesitan mapas de calles muy precisos para poder manejar solos.

El servicio de mapas Here desempeñará un "papel clave en la revolución digital de la movilidad", apuntó el presidente de la junta directiva de BMW, Harald Krüger, al anunciar la noticia.

El presidente de Daimler, Dieter Zetsche, se pronunció en el mismo sentido y habló de un hito para la movilidad del futuro.

Por su parte, Nokia se desprende su servicio de mapas para concentrarse única y exclusivamente en su sector central de negocio como proveedor de redes de telecomunicaciones. En ese ramo, pretende comprar a su competidora Alcatel-Lucent.

Nokia culmina así su proceso de transformación tas decidir desprenderse también de su negocio de tecnología móvil, que vendió a Microsoft en 2014, al no conseguir ponerse al nivel de la competencia de empresas como Apple o Google.

El precio apuntado por Nokia, de unos tres mil millones de dólares, está muy por debajo de lo que el grupo invirtió en el desarrollo de Here durante años.

Sólo la compra del especialista de mapas Navteq le costó ocho mil millones de dólares en 2007, sin contar todo el dinero invertido en los últimos años en la actualización de los mapas, con el uso de cámaras especiales.

Para las empresas alemanas, el paso dado es sin embargo más una cuestión de estrategia que de búsqueda de beneficios: las automotrices temen que otras empresas como Google o Apple acaparen el negocio de datos para el control del automóvil, mediante las plataformas Android Auto o Apple Carplay para teléfonos con sus sistemas operativos.

Y ante la ofensiva de las empresas de tecnología para hacerse hueco en el sector automotor con el desarrollo de automóviles inteligentes, la contraofensiva de las automotrices es cada vez más visible.

La semana pasada, la japonesa Toyota anunció una cooperación con Telenav, especialista en navegación, cuyos servicios se integrarán en los nuevos modelos de la firma japonesa, que a su vez trabaja codo a codo en la integración en red del automóvil con la estadunidense Ford.

La digitalización avanza en el sector del automóvil, que está sometiéndose a transformaciones radicales, cambiando el producto, las fábricas, los puestos de trabajo y la relación con el cliente.

"La carrera por la movilidad es extremadamente dura y no hay garantías de éxito para nadie", advertía el presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, hace unos meses.

Sin embargo, sigue siendo una incógnita cómo las tres compradoras alemanas cambiarán su negocio con la compra de Here y medios locales apuntaron incluso a la posibilidad de que incluyan en el proyecto a otras empresas del sector.