Denuncian como paquete de estímulo enmienda de seguridad fronteriza

Una flotilla de 40 helicópteros sería desplegada en la frontera con México si la enmienda de seguridad incluida en la iniciativa de reforma migratoria es adoptada por la Cámara de Representantes estadunidense, reveló hoy The Washington Post.

Sin embargo, las adquisiciones ordenadas bajo la misma representarán una bonanza para algunas de las mayores empresas del ramo de defensa gracias a las especificaciones contenidas en la propuesta de los senadores republicanos Bob Corker y John Hoeven.

Algunos de los beneficiarios incluyen empresas como Bell, Northrop Grumman, Sikorsky y American Eurocopter, de acuerdo con un listado de parte del equipo que el Departamento de Seguridad Interna (DHS) deberá adquirir si la enmienda es adoptada por la cámara baja.

El periódico The Washington Post recordó que la enmienda fue introducida a fin de que un mayor número de republicanos aprobara la iniciativa en el Senado, con la esperanza de mejorar sus prospectos en la Cámara de Representantes, donde enfrenta serias resistencias.

Críticos del proyecto, como el senador republicano por Oklahoma, Tom Coburn, calificaron las enmiendas como un paquete de estímulo para empresas de este ramo.

"El dinero de los contribuyentes debería mejorar la seguridad fronteriza y no ofrecer un estímulo para contratistas, por desgracia eso es lo que hace la iniciativa del Senado", dijo el legislador al diario.

La enmienda ordena la adquisición de 15 helicópteros Black Hawk fabricados por Sikorsky con un costo superior cada uno a los 17 millones de dólares, algunos de los cuales tiene tecnología digital.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS) deberá adquirir también ocho helicópteros livianos fabricados por American Eurocopter, con un precio de tres millones de dólares cada uno, así como 17 helicópteros UH-1N fabricados por Bell.

The Washington Post enfatizó que en este caso se trata de un modelo tan viejo que la compañía no lo fabrica más.

La iniciativa también establece la adquisición de seis sistemas de radar fabricados por Northrop Grumman, cada uno de los cuales tiene un costo de 9.3 millones de dólares.

La enmienda representó una adición de 38 mil millones de dólares a los ocho millones considerados en un inicio.

El grueso de esa partida, 30 mil millones de dólares serán destinados para la contratación de más de 19 mil agentes de la patrulla fronteriza en la próxima década, que se sumarán a los 21 mil que en la actualidad están en servicio.

Aunque la enmienda permite al DHS sustituir el equipo a adquirir si así lo determina conveniente, organismos civiles de supervisión estimaron que esas especificaciones resultarán en compras directas y no resultado de un proceso de licitación.

"Los legisladores han puesto sus huellas a favor de productos específicos y eso es difícil de ignorar para una agencia", dijo el vicepresidente del grupo Taxpayers for Common Sense, Steven Ellis.