Califican de exitosa la estrategia de la industria automotriz alemana

El presidente de la Asociación Alemana de la Industria Automotriz, Matthias Wissmann, consideró hoy aquí como exitosa la estrategia llevada a cabo en 2012, año durante el cual la ambiciosa meta de 20 por ciento de cuota a nivel mundial se mantuvo.

"Nuestros productores de autos y de autopartes se instalan cada vez más de manera global y pueden aprovechar la dinámica coyuntura de la industria automotriz fuera de Europa", dijo Wissmann en conferencia de prensa al dar los resultados de negocios del sector durante 2012.

El mercado mundial de venta de autos aumentó en 4.0 por ciento en el 2012 a 68 millones de unidades. El principal motor de ese dinamismo fue China y Estados Unidos, donde la economía se fortalece. La cuota de mercado de Alemania en China fue de 22 por ciento en 2012.

Wissmann informó que la "ambiciosa meta" de la industria automotriz alemana es mantener su 20 por ciento de cuota de mercado a nivel mundial y ampliarla.

Subrayó que la perspectiva de crecimiento de la industria automotriz alemana se sitúa en los mercados internacionales, mientras que en Europa Occidental hay todavía por delante "un período de sequía".

El mercado automotriz en Europa Occidental disminuyó en 8.0 por ciento a 11.8 millones de nuevos autos vendidos y los primeros meses de 2013 continuó registrándose una demanda débil.

Subrayó que solo las empresas automotrices que están fuertemente establecidas en Asia y en Estados Unidos son las que pueden compensar la falta de crecimiento en los mercados nacionales. Pese a la debilidad actual, uno de cada dos autos nuevos que se venden en Europa es alemán.

La industria trabaja en forma intensiva para seguir disminuyendo las emisiones de bióxido de carbono en sus vehículos. Entre 2006 y 2015, los autos de la Unión Europea (UE) deberán haber bajado las emisiones en 19 por ciento, y para 2020 aún mas.

Wissmann apuntó que esas metas gubernamentales son muy ambiciosas y que no se pueden lograr solo con la optimización de los motores sino que se necesitan condiciones-marco adecuadas, tales como créditos especiales e innovaciones.

"El objetivo es el fortalecimiento de Europa como polo de captación de inversiones y no es un juego de 'a ver quien ofrece menos'", advirtió Wissmann, quien agregó que ya se escuchan demandas aun más exigentes procedentes de Bruselas, donde la UE tiene su sede.

Destacó que en las próximas décadas dos tercios de la humanidad vivirá en ciudades, por lo que empresas automotrices alemanas están diseñando vehículos para esos conglomerados urbanos, entre los que se cuenta la electromovilidad.

"Nuestros productores sacarán al mercado en 2014 un total de 15 modelos en serie movidos por electricidad" o combinados con tecnologías híbridas, subrayó y añadió que la industria automotriz alemana se mantiene firme en su estrategia de alejarse del petróleo.

Agregó, sin embargo, que quienes deciden son los clientes y ellos tienen que estar convencidos de que la electromovilidad es efectiva. En ese campo, la política también debe aportar lo suyo.

Wissmann dijo que los productores de autos y de autopartes alemanes mantienen su estrategia de "ahorrar-complementar-sustituir" porque nadie sabe hasta el momento cual es la tecnología que se impondrá en el futuro para el movimiento de los autos.

Señaló que la industria automotriz alemana está preocupada porque el proteccionismo ha aumentado a nivel mundial, ya que de esa forma se trata de proteger a la industria local.

Afirmó que, sin embargo, los gobiernos que así lo hacen debilitan a mediano y largo plazo la fortaleza económica del país.