Gobierno chileno evalúa levantar secreto a informe de derechos humanos

El gobierno chileno evalúa levantar el secreto impuesto por 50 años a antecedentes sobre violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura (1973-1990), incluidas en el llamado Informe Valech.

El ministro secretario general de Gobierno, Marcelo Díaz, dijo a periodistas que esa "hipótesis de iniciativa" se está "evaluando", y que "una vez que se evalúen todas las consideraciones, vamos a informar la decisión".

Recordó que la imposición del secreto por 50 años sobre algunos datos recopilados por el Informe Valech tenía por objetivo "facilitar la entrega de información" sobre violaciones a los derechos humanos cometidas durante el régimen de Augusto Pinochet.

Afirmó que "no es una medida que no sea usual en este tipo de iniciativas, que tienen precisamente como propósito generar condiciones para que quienes tengan información la puedan entregar".

La Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura fue creada en 2003 por el presidente Ricardo Lagos y estuvo encabezada por el obispo católico Sergio Valech, por lo que el reporte se conoce con su apellido.

El objetivo de la comisión fue identificar a las personas detenidas y torturadas por razones políticas a manos de agentes del Estado o a su servicio, entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990.

El informe fue divulgado el 28 de noviembre de 2004, tras recibir testimonios de más de 35 mil chilenos que fueron detenidos y sometidos a tortura tras el golpe de Estado de septiembre de 1973.

De acuerdo con la normativa que rigió a la comisión, los testimonios completos de las víctimas serán desclasificados 50 años después de su publicación, es decir, para el año 2054.

La propuesta de eliminar la reserva de los testimonios fue realizada por la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries, para que la justicia pueda contar con esos antecedentes y juzgar a los culpables de violaciones a los derechos humanos.