EUA aprueba libertad condicional de espía israelí

La Comisión de Libertad Bajo Palabra de Estados Unidos aprobó hoy la libertad condicional para el exanalista de inteligencia Jonathan Pollard, sentenciado a cadena perpetua en 1985 por vender secretos militares a Israel.

Pollard, quien renunció a la nacionalidad estadunidense y adoptó la israelí, será dejado en libertad condicional el 21 de noviembre próximo, aunque deberá permanecer en Estados Unidos al menos cinco años.

El caso de Pollard fue estudiado por el panel gubernamental luego que el convicto por espionaje cumplió 30 años de su condena y debido a que presentaba buen comportamiento, como establece la ley.

"El señor Pollard espera reunirse con su amada esposa Esther", señalaron en un comunicado los abogados del exanalista de inteligencia de la Marina estadunidense, acusado de pasar información militar clasificada al gobierno de Israel.

Pollard se divorció de su primera esposa Anne, acusada de complicidad por tratar de esconder los documentos de información clasificada que su esposo mantenía en su casa. La mujer emigró a Israel luego de cumplir tres años de una condena de cinco.

Posteriormente, el exanalista se casó con una activista canadiense de nombre Esther, quien organizó una campaña para su liberación.

La excarcelación de Pollard resolvería un punto contencioso entre Estados Unidos e Israel, luego que el gobierno hebreo buscó en varias ocasiones la liberación del espía de origen israelí nacido en Texas.

La Casa Blanca negó la semana pasada que la liberación de Pollard trate de suavizar la relación con Israel, luego que el primer ministro Benjamín Netanyahu criticó el acuerdo alcanzado con Irán sobre su programa nuclear.

Netanyahu le había solicitado al presidente Barack Obama el perdón de Pollard en al menos tres ocasiones, sin lograr que el mandatario estadunidense se pronunciara sobre el caso.