Resaltan que las lluvias son propicias para crisis asmática

El neumólogo Francisco Sánchez Llamas indicó que contrario a lo que pudiera pensarse, la temporada de lluvia es propicia para la exacerbación de cuadros asmáticos que no tratados en forma adecuada llegan a comprometer la vida.

El galeno adscrito al Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO) del IMSS en Jalisco agregó que los cambios bruscos de temperatura, junto a la humedad propios de la temporada de calor, detonan crisis asmáticas caracterizadas por tos, disnea (dificultar respiratoria) y sibilancias (especie de silbido al respirar).

Dijo que el asma es una enfermedad que afecta los bronquios, los contrae y de no eliminar el disparador de la crisis asmática, "que puede ser desde un cambio brusco de temperatura hasta el ejercicio e incluso factores emocionales, sin omitir alimentos, medicamentos, polvo y tabaco, el resultado llega a ser fatal".

Manifestó que estos factores empeoran al bronquio, "ya de por sí contraído, del asmático y lo inflaman, de ahí que el paciente caiga en insuficiencia respiratoria importante y muera, si no es atendido con oportunidad".

Subrayó que si bien el asma es más frecuente antes de la primera década de la vida, existen casos en que la enfermedad debuta en la etapa adulta y en estos casos las crisis llegan a ser más agresivas y mortales.

Resaltó que cuando el asma inicia en pacientes adultos, existe el riesgo de que suceda lo que médicamente se conoce como remodelación bronquial, en la cual pese a los medicamentos, esta estructura no recupera sus parámetros normales e incrementa el riesgo a graves complicaciones.

Afirmó que la gente con asma no debe confiarse y no exponerse a cambios de temperatura, "pero sobre todo debe tener un apego adecuado al tratamiento y anticiparse a los síntomas de una crisis asmática, que como incluyen dificultad respiratoria, tos y silbidos en el pecho; se trata de una urgencia que como tal debe ser tratada".