Turquía pide reunión de OTAN para tratar operaciones contra yihadistas

Turquía pidió hoy una reunión de embajadores de la Organización de Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para discutir las operaciones militares contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Siria y los rebeldes kurdos en Irak.

La petición turca fue hecha ante la gravedad de la situación tras los recientes atentados cerca de la frontera con Siria y también para informar a la alianza atlántica de las medidas que Ankara está adoptando al respecto.

Turquía, un miembro de la OTAN y aliado de Estados Unidos que se había visto duramente criticada por su "poca disposición" para actuar contra el EI, dio un giro radical en su posición ante el avance del grupo yihadista en Medio Oriente.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, convocó para el próximo martes una reunión extraordinaria de la alianza en Bruselas a petición de Turquía, que ha apelado al artículo 4 del tratado de Washington al sentirse "amenazada" ante los recientes ataques terroristas.

"Según el artículo 4 del Tratado, cualquier aliado puede solicitar consultas cuando en opinión de cualquiera de los aliados esté amenazada su integridad territorial, su independencia política o su seguridad", explicó la OTAN en un comunicado.

Stoltenberg aseguró que "los líderes de la OTAN siguen de cerca los acontecimientos en ese área, al tiempo que subrayan "su solidaridad con Turquía".

Las fuerzas aéreas turcas bombardearon el viernes y sábado pasados posiciones del proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, tras lo que la guerrilla dio por finalizado el alto al fuego declarado hace dos años.

La operación contra las bases del PKK en el norte de Irak ha sido lanzada por Turquía de manera simultánea con los bombardeos contra las posiciones de los yihadistas del EI en el norte de Siria.