Yihadistas atentan en Sinaí tras ampliación de estado de emergencia

El grupo yihadista Provincia del Sinaí, filial del Estado Islámico (EI) en Egipto, atentó hoy contra un autobús que transportaba decenas de soldados por el norte de la región, luego de que el gobierno de Egipto anunció la extensión del estado de emergencia.

El atentado fue perpetrado con una bomba, que detonó al paso del autobús oficial por una de las principales carreteras de la zona de al-Kholafaa, en la localidad de Arish, en el norte de la península del Sinaí, que limita con Israel, Gaza y el Canal de Suez.

Fuentes del Hospital Militar Arish informaron que 18 integrantes de las fuerzas armadas resultaron heridos a consecuencia del atentado, cuya autoría se adjudicó el grupo yihadista Provincia de Sinaí, que ha perpetrado de manera reciente ataques contra la Policía y el Ejército.

En un mensaje difundo en su cuenta de Twitter, el grupo islamista indicó que el atentado era en represalia a la reciente decisión del gobierno de extender por tres meses más el estado de emergencia en la península.

"Después de que el gobierno anunció que la extensión del estado de emergencia y toque de queda en la ciudad de Arish, la organización (...) bombardeó un autobús que transportaba a un gran número de policías con un artefacto explosivo improvisado", indicó.

El gobierno egipcio anunció la víspera su decisión de extender por otros tres meses el estado de emergencia y el toque de queda nocturno en el norte de la península del Sinaí, ante el incremento de violencia en la región de las últimas semanas.

La extensión del estado de emergencia fue decretada la víspera por el primer ministro egipcio Ibrahim Mehleb y estará vigente en las localidades de Rafah, al-Arish, Zuweid y sus alrededores a partir de la noche de este domingo, según el diario The Independent en internet.

La emergencia fue decretada en octubre pasado, tras la muerte de 33 elementos de seguridad contra un puesto de control del Ejército en el norte del Sinaí a finales de octubre pasado y ha sido prolongado por tres meses en otras dos ocasiones, en enero y abril pasados.

El ataque de octubre contra las fuerzas de seguridad fue reinvindicado por la Provincia de Sinaí, un grupo islamista afiliado al Estado Islámico (EI), que opera en Irak y Siria, y que era conocido anteriormente con el nombre de Ansar Bayt al-Maqdis.

El grupo militante, considerado el más letal en Egipto, ha llevado a cabo recientemente varios ataques contra las fuerzas de seguridad y la policía de Egipto, en un intento para derrocar al gobierno del presidente Abdelfatah Al-Sisi.

Desde el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi en julio de 2013, los grupos yihadistas han multiplicados sus atentados contra las fuerzas de seguridad, en represalia a la represión contra los partidarios del exmandatario, que han causado más de mil 700 muertos.

Provincia de Sinaí se atribuyó también los ataques lanzados el pasado 1 de julio contra más de 15 sitios de las fuerzas de seguridad y una comisaría en la ciudad de Sheij Zuweid, en el norte del Sinaí, que dejaron 50 muertos, entre soldados, policías, civiles y milicianos.