Ataque de al-Shabab contra hotel de Somalia deja 13 muertos

Al menos 13 personas murieron y varias resultaron heridas hoy durante un ataque con coche bomba perpetrado por la milicia islámica de al-Shabab contra un hotel de Mogadiscio, que habitualmente alberga a misiones diplomáticas y personal extranjero.

Al-Shabab, que con frecuencia lanza ataques con bombas y armas de fuego contra oficinas gubernamentales en Mogadiscio en su intento de derrocar al gobierno de Somalia, se atribuyó la responsabilidad del atentado contra el Hotel Jazera.

En un comunicado divulgado en sitios web afines al grupo extremista, al-Shabab aseguró que actuó en represalia a las recientes ofensivas en su contra en el sur de Somalia.

Entre los 13 fallecidos, en su mayoría civiles, se encuentran varios miembros del personal de seguridad del hotel, así como un experto extranjero en temas de seguridad, según la cadena árabe Al Arabiya.

Tras el ataque, las autoridades desalojaron los complejos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Africultura (FAO), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de los Mercy Corps, que se encuentran en la zona.

La Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom), desplegada en el país para combatir a al-Shabab, también ayudó a evacuar a los heridos.

El presidente somalí Hasan Sheik Mohamud expresó sus condolencias a las familias de las víctimas de lo que calificó como un "ataque terrorista odioso". "Estoy seguro que venceremos a los terroristas", agregó.

El hecho tiene lugar un día después de que al-Shabab asesinó a tiros a un parlamentario somalí y a sus dos guardaespaldas en Mogadiscio, además coincide con el último día de la visita del presidente estadunidense Barack Obama a la vecina Kenia.

Al-Shabab, afiliada a la red Al Qaeda y que lucha para instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia, lleva a cabo desde 2007 una insurrección armada, que el gobierno combate con la ayuda de los países occidentales y la protección de 22 mil soldados de la Amison.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.