Protesta masiva en Texas contra iniciativa de restringir el aborto

Miles de partidarios del derecho al aborto se congregaron hoy en los jardines del Capitolio de Texas, en Austin, para rechazar una iniciativa de ley que pretende incrementar los requisitos para operar clínicas para interrumpir el embarazo.

En la mayor manifestación política registrada en Texas en los últimos años participaron unas cinco mil personas, muchas de ellas vestidas con camisetas de color naranja.

La manifestación fue organizada para coincidir con el inicio este lunes del segundo periodo especial de sesiones de la legislatura estatal, convocado por el gobernador Rick Perry con el fin exclusivo de someter a votación la iniciativa antiaborto.

La propuesta plantea requisitos gravosos a las clínicas de aborto del estado, que estarían obligadas a tener médicos con privilegios de admisión de los hospitales locales situados a 50 kilómetros del sanatorio, actualizar instalaciones y administrar la píldora de aborto con un médico presente.

Quienes se oponen a la propuesta argumentan que estas restricciones obligarían al cierre de la mayoría de las clínicas de aborto que operan en Texas.

La medida fue aprobada por la Cámara de Representantes en el primer periodo especial de sesiones en junio, pero fue obstaculizada en el Senado por la senadora estatal demócrata Wendy Davis, quien el pasado 25 de junio habló más de 10 horas para agotar el tiempo e impedir la votación.

En respuseta, Perry convocó un día después a un nuevo periodo especial de sesiones que inició este lunes.

La senadora Davis, cuya popularidad se disparó tras descarrilar el proyecto, fue aclamada este lunes en la manifestación.

"Todos ustedes me han dado, y tantos otros, un sentido renovado de la fuerza", dijo Davis. "Fue la fuerza y el apoyo que hizo posible para mí estar durante 13 horas" hablando en el Senado.

El senador estatal demócrata Kirk Watson también habló y felicitó a la multitud, pero también les advirtió que "esta es una pelea dura. Habrá contratiempos", al prevenir que la legislación apruebe el proyecto en esta segunda sesión especial.

La cantante Natalie Maines, del popular trío de música country Dixie Chicks, actuó en la marcha.

Las integrantes de las Dixie Chicks, originarias de Texas, protagonizaron hace varios años un escándalo mediático al declarar en Europa que estaban avergonzadas de que George W. Bush fuera en ese entonces el presidente de Estados Unidos.