Dimiten directivos del "banco del Vaticano"

Paolo Cipriani y Massimo Tulli, respectivamente el director y el vicedirector del Instituto para las Obras de Religión (IOR) -conocido como el "banco del Vaticano"- presentaron hoy de manera sorpresiva las renuncias a sus puestos.

Según informó la sala de prensa del Vaticano, "tras muchos años de servicio ambos decidieron que este acto sería en el mejor interés del Instituto y de la Santa Sede".

Las renuncias llegaron luego que la semana pasada el Papa Francisco estableció una comisión de cinco notables que investigarán al IOR y la policía italiana arrestó a un clérigo que manejó operaciones financieras con dinero sucio utilizando sus cuentas en el banco.

El Consejo de Superintendencia y la Comisión de Cardenales, los órganos directivos del Instituto, aceptaron las renuncias y solicitaron al presidente del mismo Consejo, Ernst von Feryberg, que asuma las funciones de director "ad interim".

También fueron informados de esta situación la Autoridad de Información Financiera, organismo de control anti lavado de dinero del Vaticano, y la comisión de notables designada el 26 de junio por el Papa Francisco.

Temporalmente von Freyberg será apoyado por Rolando Marranci en calidad de vicedirector y por Antonio Montaresi, en la nueva posición de "jefe de la oficina de riesgo". Estos últimos dos funcionarios provienen de bancos de Italia y Estados Unidos.

Las autoridades vaticanas agradecieron el servicio prestado por los directivos salientes y destacaron que desde el año 2010 el IOR "trabajó seriamente para alinear las estructuras y los procedimientos según los estándares internacionales de la lucha al lavado de dinero".

"Si bien estamos agradecidos por los resultados obtenidos, hoy es claro que tenemos necesidad de una nueva dirección para acelerar el ritmo de este proceso de transformación", indicó una nota.

Agregó que el Consejo de Superintendencia ya ha iniciado un procedimiento encaminado a seleccionar un nuevo director general y un vicedirector, en el próximo futuro.

Estableció asimismo que desde mayo pasado la Promontory Financial Group ha sido encargada por von Freyberg de potenciar el programa contra el lavado de dinero del IOR, realizando un control de las relaciones con los clientes.