Provoca Volcán de Colima elaboración de nuevo Mapa de Riesgos

La caída de flujos piroclásticos provocó la deformación del volcán y modificó la orografía aledaña, por lo que será necesario elaborar un nuevo Mapa de Riesgos para la entidad, afirmó el coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), Luis Felipe Puente Espinosa.

El funcionario federal aseguró que el relleno de barrancas como consecuencia del material piroclástico ha cambiado los riesgos, sobre todo para la población aledaña.

En conferencia de prensa, acompañado por el gobernador Mario Anguiano Moreno, entre otros funcionarios federales y estatales, señaló que después de la erupción explosiva registrada en 1913, "es la primera vez que el edificio volcánico tiene una deformación, lo que nos obliga a elaborar un nuevo Mapa de Riesgos".

Refirió que el nuevo atlas se realizará en coordinación con la Universidad de Colima y el Centro Nacional de Prevención de Desastres.

"Hasta hace unos días se tenía un mapa de riesgos para determinar cuáles eran las poblaciones que pudieran ser afectadas por una actividad del volcán, pero si el volcán tuviera hoy otra actividad similar a la que tuvo hace días, el comportamiento de los lahares sería totalmente distinto", advirtió.

Dijo también que la actividad volcánica se mantiene estable, por lo que debe haber tranquilidad en los habitantes de las poblaciones cercanas y vulnerables a una contingencia, "pero las autoridades federales y estatales seguiremos en alerta permanente ante cualquier situación de riesgo que se pueda presentar".

Admitió que persiste el riesgo de lahares para la población de Quesería, al sureste del volcán y con poco más de 15 mil habitantes, "pero estamos al pendiente del material piroclástico que baja, el cual avanza aproximadamente 150 metros diarios".

Explicó que como parte del monitoreo, en breve llegarán cuatro equipos para reponer los que se han perdido, los cuales permitirán observar en tiempo real el comportamiento interno del coloso, además del monitoreo visual del mismo.

Para concluir, Puente Espinosa reconoció la participación de la población afectada por la actividad volcánica, y aseveró que se fortalecerá la vigilancia para impedir que la población se acerque a las barrancas por donde bajan los flujos piroclásticos.