Vinte reporta crecimiento de 32% en utilidad neta

Durante la primera mitad del año, la desarrolladora de vivienda Vinte obtuvo resultados positivos, al reportar incrementos de 19.3 por ciento en sus ingresos y de 32.1 por ciento en su utilidad neta, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

"Parte de estos resultados son por el dinamismo que ha mostrado la industria, con nuevos productos y esquemas como el incremento en el monto del crédito Infonavit, FOVISSSTE en pesos y los créditos bancarios", dijo el director general de la compañía, Sergio Leal.

De enero a junio del 2015, los ingresos de Inmobiliaria Vinte ascendieron a mil 181.1 millones de pesos, lo que significó un incremento del 19.3 por ciento con respecto al mismo periodo del año inmediato anterior, reportó a la Bolsa Mexicana de Valores.

Como resultado de eficiencias operativas, la utilidad neta fue de 138.6 millones de pesos, un crecimiento del 32.1 por ciento a tasa anual con respecto al primer semestre del año pasado.

En tanto, la utilidad de operación más depreciación y amortización (Ebitda) creció 23.9 por ciento, al ascender a 238.9 millones de pesos.

En el primer semestre del año, el apalancamiento se ubicó en mínimos históricos, con una deuda total de 720.6 millones de pesos, equivalente a una deuda neta con respecto a Ebitda de 0.93 veces.

La empresa precisó que en el periodo de referencia, el precio promedio de venta por casa fue de 594 mil 869 pesos, brindando solución a un mercado de mayor ingreso, el cual se vio beneficiado con nuevos productos hipotecarios disponibles en el mercado.

En los últimos 12 meses, terminados en junio del 2015, los ingresos provenientes de viviendas escrituradas a través de hipotecas otorgadas por Fovissste representaron 38 por ciento, Bancos 16 por ciento, Infonavit Total 5.0 por ciento, Infonavit Tradicional 27 por ciento, otros 6.0 por ciento y sin crédito hipotecario 8.0 por ciento.

Inmobiliaria Vinte destacó que tiene proyectos activos en el Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Quintana Roo, Puebla y próximamente Nuevo León, entidades donde se concentra más del 40 por ciento de la demanda nacional de vivienda.