Reservas internacionales continúan a la baja

Al 27 de julio pasado, las reservas internacionales del país registraron un saldo de 191 mil 303 millones de dólares, lo que lo que significó una reducción semanal de 517 millones de dólares.

El Banco de México (Banxico) informó que la variación semanal en las reservas internacionales fue resultado de la compra de dólares del gobierno federal al propio banco central por 87 millones de dólares.

Así como por una reducción de 260 millones de dólares resultado de la asignación en las subastas diarias de dólares sin precio mínimo, conforme al mecanismo autorizado por la Comisión de Cambios, y una baja de 170 millones de dólares, principalmente del cambio en la valuación de los activos internacionales del instituto central.

En el boletín semanal sobre su estado de cuenta, apuntó que al 17 de mayo pasado las reservas internacionales presentan una disminución acumulada de mil 963 millones de dólares respecto al cierre de 2014, cuando se ubicaron en 193 mil 239 millones de dólares.

Detalló que la base monetaria (billetes y monedas y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banxico) aumentó seis mil 124 millones de pesos, alcanzando un saldo de un billón 066 mil 313 millones de pesos, cifra que implicó una variación anual de 20.8 por ciento.

El instituto central explicó que la cifra alcanzada por la base monetaria al 17 de julio significó un incremento de tres mil 420 millones de pesos en el transcurso de 2015.

Se estima, agregó, que este comportamiento es congruente con el patrón estacional de la demanda por base monetaria, considerando el efecto temporal asociado a la celebración de elecciones en nuestro país, cuyo impacto en las tasas de crecimiento anual se debería ir diluyendo a lo largo del tiempo.

Subrayó que en la semana que terminó el 17 de julio, el Banco de México realizó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 11 mil 790 millones de pesos.

Ésta, indicó, fue resultado del depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 1mil 575 millones de pesos.

Asimismo, por la liquidación de dólares vendidos al mercado a través de las subastas diarias sin precio mínimo por el equivalente a cuatro mil 091 millones de pesos, y una mayor demanda por billetes y monedas por parte del público por seis mil 124 millones de pesos.