Proliferan cines al aire libre durante el verano en el Reino Unido

Los cines al aire libre son cada vez más populares durante el verano inglés cuando la gente se reúne en terrazas, parques y hasta jacuzzis para disfrutar de un filme en la pantalla grande.

La experiencia cinemática se ha ido transformando a través de los años con un regreso al tradicional autocinema o cines a la intemperie donde familias pueden hacer picnic y los adultos pueden comer y beber en espacios adaptados de manera temporal.

"Deja tu picnic en casa -tenemos asados increíbles, pizzas a la leña, totopos gourmet-, todo servido en la comodidad de autos clásicos remodelados para ese toque especial", es uno de los anuncios digitales de Luna Cinema, el más grande del Reino Unido con 42 locaciones en todo el país.

Pero sin duda, una de las ofertas más atrevidas es la de la empresa Hot Tub HQ en la que los espectadores se sumergen en enormes tinas de agua tipo jacuzzi mientras disfrutan una bebida con una pantalla de fondo.

La fórmula mágica para una noche diferente es proyectar una buena película desde la comodidad de una tina, un auto clásico, almohadas gigantes o simplemente sillas cómodas.

La empresa Hot Tub HQ acaba de lanzar Pillow Cinema, enormes almohadas donde los espectadores pueden acostarse y presenciar una cinta clásica, éxitos recientes y cintas ganadoras de Óscares como "Whiplash" y "Birdman".

"A todo mundo le gusta acurrucarse y ver una película. Hemos creado Pillow Cinema como un tributo al cine de almohada a una escala grande" afirmó su fundador Asher Charman.

Charman señaló a Notimex: "Queremos capturar los veranos largos en toda su gloria, con espacios al aire libre rentados en donde te puedes relajar y ver una buena película".

En todos los cines al aire libre la oferta cinematográfica es variada con cintas clásicas como "Tiburón" y "Volver al futuro", así como estrenos recientes.

En la azotea del centro nocturno Queen of Hoxton, los jóvenes se dan cita este mes para disfrutar de éxitos cinematográficos como la ganadora al Óscar "Birdman" del director mexicano Alejandro González Iñárritu en la zona hipster de Shoreditch, en esta ciudad.

La oferta se extiende al Río Támesis y a los canales de la capital donde los espectadores son transportados en barcazas mientras disfrutan de un filme al aire libre a través de la empresa "Floating Cinema" (Cine Flotante).

La entrada para los cines al aire libre tiene un costo promedio de 12 libras (18 dólares), pero algunas son gratis como las proyecciones de la ópera de Londres (Royal Opera House) que proyecta en el verano "La Bohemia", "Romeo y Julieta" y "Don Juan" en la céntrica Plaza de Trafalgar.

La temporada de cines al aire libre comienza en mayo, cuando el clima mejora en las islas británicas y concluye en septiembre, cuando las temperaturas comienzan a descender y las actividades en espacios abiertos se vuelven menos populares.