Presidente de Odebrecht es acusado de crímenes económicos en Brasil

El presidente de la mayor empresa constructora de Brasil, Marcelo Odebrecht, fue acusado hoy de crímenes económicos vinculados al escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras que sacude a este país desde hace más de un año.

La policía federal anunció este lunes que acusa al presidente de Odebrecht, empresa creada por su abuelo y que tiene 200 mil empleados e inversiones por todo el mundo, de fraude en licitación, corrupción pasiva y activa, lavado de dinero y creación de cartel.

Detenido desde el pasado 19 de junio, la acusación contra Marcelo Odebrecht y contra siete empleados y exempleados de la constructora será examinada esta semana por la fiscalía, que decidirá si imputa los delitos y, de esta forma, inicia acción penal contra los acusados.

Los crímenes habrían sido cometidos en las licitaciones de dos de las obras más polémicas -por su elevado costo y retraso en la construcción- de la petrolera estatal: el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro, comúnmente denominado Complerj, y la refinería Abreu y Lima, situada en el estado de Pernambuco (noreste).

En el marco de la Operación Lava Jato, lanzada en abril de 2014 contra el desfalco de cientos de millones de dólares en Petrobras, también fue condenada este lunes a 15 años de cárcel por corrupción, lavado de dinero y organización criminal la cúpula de la constructora brasileña Camargo Correa, otro 'gigante' de la construcción brasileña.

Dalton dos Santos Avancini, que fue presidente de la compañía, y Eduardo Leite, exdirector vicepresidente de la empresa, fueron condenados a 15 años y 10 meses en régimen de prisión domiciliaria, ya que decidieron colaborar con la Justicia para rebajar su pena.

El juez Sergio Moro, que lleva el caso contra la corrupción en Petrobras, aseguró en su texto que Camargo Correa pagó más de 15 millones de dólares en sobornos para obtener contratos de construcción en dos refinerías.

Se trata de la primera sentencia contra empresarios imputados por participar en la red de corrupción y desvío de dinero por medio de la manipulación de licitaciones en Petrobras, mientras medio centenar de políticos -entre ellos los presidentes del Congreso y del Senado- también están siendo investigados.