Muerte de joven mordido por cobra podría ser suicido: policía de Texas

La muerte de un adolescente la semana pasada después de haber sido mordido por una serpiente cobra es investigada por el Departamento de Policía de Austin, Texas, como un posible caso de suicidio.

La policía precisó en un comunicado que se ha recabado evidencia que conduce a un posible suicidio en la muerte el pasado martes de Grant Thompson, de 18 años de edad.

Thompson fue hallado inconsciente dentro de un automóvil en el estacionamiento de una ferretería el pasado martes, con heridas punzantes a su muñeca y la jaula de una serpiente a su lado.

El joven que trabajaba en una tienda de mascotas transportaba también consigo una serpiente no venenosa, seis tarántulas y una rana. Todos estos animales fueron encontrados dentro del automóvil, con excepción de la cobra.

Thompson fue trasladado de urgencia al Centro Médico de Round Rock, donde murió poco después.

La cobra fue localizada atropellada y muerta tres días después a lo largo de un camino adyacente a la carretera interestatal 35 y a poca distancia de donde había quedado estacionado el automóvil de Grant Thompson.

La policía sospecha que Thompson se suicidó al permitir que la serpiente venenosa lo mordiera. Poco antes de que se registrara su muerte, el adolescente publicó un mensaje críptico en su página de Facebook, escribiendo: "Lo siento".

La familia de Thompson es propietaria de una tienda de mascotas en la comunidad de Temple, al norte de Austin. El joven había trabajado en la tienda desde pequeño y era hábil en el manejo de animales venenosos.

La autopsia fue realizada el jueves, pero las autoridades están a la espera del informe de toxicología antes de tomar una determinación final en cuanto a la causa y forma de muerte.