Paola Longoria quiere "oro" en Toronto como regalo de cumpleaños

La campeona mundial de racquetbol, Paola Longoria, quiere llevarse las medallas de oro en los XVII Juegos Panamericanos de Toronto como regalo de cumpleaños.

La medallista celebró su cumpleaños número 26 dentro de la cancha estadio de cristal donde se realizan los partidos de equipos de racquetbol, en el Parque Panamericano.

Ayer le ganó 2-0 a la colombiana Cristina Amaya, la número cinco del club profesional, y este día a la guatemalteca María Rodríguez, con el mismo marcador.

"Seguimos avanzando con el pie derecho, hoy es un día importante para mí, es mi cumpleaños y que mejor que pasarlo en competencia", dijo a Notimex después de su partido que tuvo unos destacados parciales de 15-3 y 15-4.

La clave de su juego, explicó, es tratar de ser contundente y salir rápido a terminar el partido, no darles juego".

Pese a ser campeona mundial y a haber vencido a buenas racquetbolistas internacionales, Longoria dijo que no se confía de nadie.

"Todas las jugadoras que están aquí se ganaron su lugar y son rivales fuertes, no puedo confiarme de nadie".

Agregó que la "sobreconfianza mata" y está consciente de que "todas están aquí buscando lo mismo que yo, la medalla de oro".

Mencionó a rivales como la argentina María Vargas que es la número dos del ranking mundial, también la número tres del mundo Rhonda Rajsich de Estados Unidos, la canadiense Frederique Lambert, que está en su casa.

Recordó a Verónica Sotomayor, de Ecuador, que "ha dado la sorpresa en República Dominicana donde me tocó jugar con ella la final".

Longoria juega mañana contra la venezolana Mariana Tobón, en lo que será su último partido por grupos y luego viene la eliminación directa.

"Lo importante es seguir agarrando el ritmo, vamos muy bien", señaló la atleta, visiblemente contenta no sólo por sus dos triunfos de estos dos días sino por su cumpleaños.

"Me gustaría como regalo de cumpleaños poder ganar el oro en estos Panamericanos", expresó la atleta, quien en Guadalajara 2011 ganó oro en singles, dobles y equipos.

Resaltó que este día ha recibido de su familia y amistades muchos mensajes de felicitación. Al final del partido de este lunes, Pao -como le dicen de cariño-- recibió un panqué con velitas saliendo de la cancha.

Con una gran sonrisa dijo "cumplo 26 y no me arrepiento de nada".

Sus sueños son altos, a Toronto vino por metal dorado.

"Vengo por oro en singles y en dobles junto a Samantha Salas. Siempre que llego a un torneo mi ilusión es ganar el primer lugar y no el segundo (...) mi objetivo siempre es el oro".

Reiteró su lema de que "las medallas se entrenan para después colgarse".

En el torneo que se juega dentro de los Panamericanos están las 12 mejores del mundo, por lo que las competencias están muy cerradas.

"Sólo nos faltan las asiáticas para hacer de esto un mundial", señaló Paola.

Posteriormente, en su encuentro con la prensa, comentó que tiene una dieta especial para bajar de talla. "Necesito estar más ágil, pues no suelo aventarme en la cancha, lo que puede ser un beneficio pero también me puede perjudicar por no alcanzar las pelotas".

La medallista mexicana tratará de jugar cada partido lo mejor posible pese una pequeña lesión de tendón en la pierna izquierda y que no ha podido atender a profundidad porque ha estado en competencias.

Longoria viene de un torneo abierto en Corea del Sur y sólo tuvo un día de descanso antes de su entrenamiento para estos juegos.