Aplican programa contra obesidad y sedentarismo en escuelas

Como parte de las acciones para combatir el problema de obesidad entre los niños mexicanos, se aplica con éxito el programa de "Juego y comida, dan salud a tu vida" en 100 escuelas de varios estados del país.

La organización especialista en nutrición Ogali destacó que ese programa, puesto en marcha en escuelas primarias en 2006, ha logrado en seis años que en las tiendas escolares los niños aumentaran la compra de agua simple de ocho a 20 por ciento; de frutas, de 21 a 28 por ciento, y de verduras, de 12 a 16 por ciento.

La fundadora del programa y directora de esta organización sin fines de lucro, Maite Plazas, señaló el entrevista que aunado al cambio de hábitos en la alimentación los niños, a través de juegos y actividades lúdicas han incrementado su actividad física.

"El programa tiene como propósito que los infantes construyan conocimientos, adopten actitudes, desarrollen habilidades y adquieran comportamientos que los lleven a incrementar el consumo de verduras, frutas y agua simple, así como la práctica de actividad física", refirió.

Consideró que los programas que incluyen juegos son una opción para que en las escuelas se atienda el problema de la obesidad y agregó que el cambio de hábitos alimenticios y de actividad física se lleva a cabo con el apoyo de las secretarías de Educación estatales.

Mencionó que el programa se puso en marcha en 2006 en 100 escuelas primarias y que este año, al concluir la primera generación, los logros son exitosos, pues los cambios no sólo se registraron en los niños, sino también en sus profesores y las familias.

Detalló que de 2006 a 2012, el consumo de verduras en promedio aumento entre 26 y 34 por ciento; mientras que el de frutas fue de 40 a 42 por ciento, y el de agua simple, que es uno de los principales problemas, aumentó de 24 a 41 por ciento.

La especialista en nutrición refirió que como parte del programa, se impulsa la actividad física para que los niños dejen de ser sedentarios, para lo cual, con el apoyo de profesores, una vez al día se interrumpen las actividades para ejercitarse durante 15 minutos.

Subrayó que a través de este programa, un grupo interdisciplinario en el que participan las autoridades escolares, los padres de familia y los niños, se realizan diversas actividades, mientras que Ogali apoya con la capacitación y el material que se requiere, como títeres, juegos y canciones.

Maite Plazas explicó que este programa "nace de la necesidad de dar respuesta a los hábitos alimenticios y de sedentarismo que se han instaurado en la sociedad mexicana, a través del diseño de un programa educativo que pretende influir en los comportamientos alimentarios y de actividad física de los niños".