Estadounidense se quedan sin ver izar su bandera en embajada en Cuba

Cientos de estadounidenses y cubanos se quedaron en espera del izamiento de la bandera de las barras y las estrellas, en lo que a partir de este lunes es nuevamente la embajada de Estados Unidos en Cuba.

Poco después de las 8:30 horas locales comenzaron a llegar los ciudadanos norteamericanos frente a la embajada de Estados Unidos, para observar el momento que se izara su bandera en el asta, como simbolo de la reinstalación de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

A las 9:00 horas, las escalinatas de lo que se llama El Monte de las Banderas, estaban abarrotadas por los espectadores, la mayoría ciudadanos de Estados Unidos y alguno que otro cubano, en apoyo al restablecimiento de la embajada.

Varias mujeres y hombres provenientes de California, Nueva York, Texas, Washington, entre otros, vestían playeras con la figura de las dos banderas unidas, la estadunidense y la cubana.

Duglas Mclan, ciudadano de Estados Unidos y quien se encuentra de visita en Cuba, dijo a Notimex que es un hecho histórico y que después de casi 60 años de bloqueo contra la isla hoy sea el primer americano que recibe las atenciones de estas oficinas, ya como embajada.

"Yo tengo papeles de Estados Unidos, que ya la señalan como embajada, que ya puede ayudar a los turistas norteamericanos, y aquí los cubanos son muy amables", mencionó.

El ciudadano norteamericano lamentó este bloqueo por 54 años y dijo que es hora de invertir para acabar con la pobreza de los cubanos, "porque este es un país hermoso que necesita ayuda económica".

Celebró junto con decenas de paisanos el hecho que Estados Unidos ya tiene nuevamente embajada en Cuba, lo que ayudará a que llegue más turismo de ese país y la derrama económica sea mayor para los habitantes de la isla.

Cristina, residente de California y descendiente de cubanos, dijo en entrevista que estas nuevas acciones entre ambas naciones ayudarán a todos aquellos que viven en Estados Unidos y se congratuló por que pronto llegue a su fin el bloqueo, hecho tan esperado desde hace 54 años.

"Podemos hecer cambios para poder traer mas cosas, ayudar a los hermanos cubanos. Ayudar a los cubanos para poder crecer y crezcan aquí y hay muchas cosas que se pueden hacer aquí. Yo no pense que esto lo fuera yo ver y eso me emociona", dijo la joven Cristina.

"Yo vine a visitar a la familia y a mucha familia que no conocemos y este momento es muy especial para mi, porque jamás me imagine que fuera a ver este momento, de la vida de Estados Unidos y Cuba", reitero.

Por su parte, Lisa Fragoso, ciudadana norteamericana de raices mexicanas, llegó hasta Cuba para apoyar este evento histórico en la vida de las dos naciones y como un hecho de apoyo para los cubanos que radican en Estados Unidos.

Dijo que hay mucha esperanza y confió en que los cambios se den lo más pronto posible y que sean positivos, lo que le abre las puertas y la posibilidad de visitar Estados Unidos con más facilidad para los cubanos.

Antes del medio día, después de permanecer bajo los rayor del sol por varias horas, sin que se diera el izamiento de la bandera de las barras y las estrellas, los americanos, cubanos y visitantes de otras naciones se retiraron, al igual que los medios de comunicación.