Bandera cubana cuelga en Departamento de Estado de EUA

La bandera de Cuba cuelga desde este lunes en el recibidor del Departamento de Estado de Estados Unidos después que ambos países declararon oficialmente abiertas sus embajadas en sus respectivas capitales en los primeros minutos del día.

La reapertura de las representaciones después de 54 años de distanciamiento y animadversión marcó el restablecimiento total de relaciones diplomáticas, que en esta capital quedará refrendado con la apertura formal de la embajada cubana.

En una ceremonia programada para iniciar poco antes del mediodía de este lunes, el canciller cubano Bruno Ramírez develará la placa que identificará la casona número 2,630 de la calle 16 como la representación diplomática oficial de su gobierno.

La subsecretaria estadunidense de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, estará entre los 500 invitados a la ceremonia en la que además será izado el lábaro tricolor cubano.

Oficialmente desde los primeros minutos de este lunes la amplia residencia de tres plantas dejó de funcionar como la sección de intereses del gobierno cubano, después de 41 años de operar con esa condición bajo la protección del gobierno de Suiza.

En la sede del Departamento de Estado, poco después de las 04:00 horas de este lunes (08:00 GMT), trabajadores incorporaron la bandera cubana a la hilera de los lábaros de naciones con quienes Estados Unidos mantiene relaciones, y que penden en el recibidor principal.

Está previsto que poco después de concluida la ceremonia en la embajada, el ministro cubano de Relaciones Exteriores se reúna con el secretario de Estado, John Kerry, en la sede de la cancillería, donde ofrecerán una rueda de prensa conjunta.

El clima festivo contrastará con el que imperará en la ahora embajada de Estados Unidos en La Habana, donde no tendrá una ceremonia oficial y el lienzo de las barras y las estrellas será izado hasta la visita de Kerry prevista para agosto venidero.