Da Ejército a Mursi 48 horas acabar tensión en Egipto

El ejército de Egipto dio hoy al presidente Mohamed Mursi un plazo de 48 horas para acabar con la tensión en el país, ante las multitudinarias protestas que exigen su renuncia, los actos de violencia y la dimisión de cuatro miembros de su gabinete.

En una declaración leída por televisión, el jefe de estado mayor, Abdel Fattah al-Sisi, consideró que la nación está en peligro después de que millones de egipcios salieron a las calles el domingo para exigir la renuncia de Mursi y el ataque a la sede de la Hermandad Musulmana.

Milllones de personas se congregaron la víspera en la Plaza Tahrir de El Cairo, centro de la revolución de 2011, para exigir la renuncia de Mursi, en el marco del primer aniversario de su llegada a la Presidencia.

Los egipcios consideran que Mursi, quien fue elegido democráticamente tras la caída del régimen de Hosni Mubarak, no está capacitado para llevar al país a su transformación ni para enfrentar los problemas sociales y económicos que van en aumento.

"Si las demandas de la gente no se responden en un plazo de 48 horas, las Fuerzas Armadas anunciarán una hoja de ruta para el futuro de la nación", subrayó el jefe del estado mayor, seguido por música patriótica, según un reporte de la televisora Al Yazira.

El militar aclaró que él y el Ejército no tienen incumbencia en "la política o el gobierno", pero recalcó que el Ejército tiene la responsabilidad de actuar, ya que -dijo- "la seguridad nacional de Egipto se encuentra en gran peligro".

El ultimátum fue emitido, luego de que los ministros de Turismo, Hisham Zaazu; de Telecomunicaciones, Atef Helmi; de Asuntos Parlamentarios, Hatem Bagato; y de Medio Ambiente, Jaled Fahmi, anunciaron su decisión de renunciar.

Fuentes cercanas al gobierno revelaron que los ministros entregaron al primer ministro, Hicham Qandil, su carta de renuncia, luego de las masivas protestas de ayer domingo contra Mursi, según un reporte de la cadena Al Arabiya.

Miles de manifestantes pasaron la noche en la Plaza Tahrir con la advertencia de permanecer ahí hasta que Mursi renuncie, respondiendo al llamado de la oposición de continuar con las movilizaciones y un ultimátum de 24 horas para que el mandatario deje el poder.

"Damos a Mohamed Mursi hasta el martes 2 de julio a las 17:00 horas (15:00 GMT) para dejar el poder y permitir a las instituciones estatales preparar una elección presidencial anticipada", afirmó el opositor grupo Tamarod (Rebelión, en árabe).

A través de su página en internet, el grupo, que asegura tener más de 22 millones de firmas de personas que quieren la dimisión del mandatario, advirtió que si mañana a las 17:00 Mursi no ha renunciado comenzará "una campaña de desobediencia civil total".

Ante la advertencia de la oposición y los recientes actos de violencia, miles de policías y militares son desplegados en los alrededores de los edificios públicos y más importantes de El Cairo y otras ciudades egipcias, incluyendo instalaciones ubicadas en el Canal de Suez.

Esta mañana, la sede de la Hermandad Musulmana, partido de Mursi, en El Cairo fue saqueada y atacada con bombas incendiarias por una muchedumbre contraria al mandatario y que advirtió con acabar con el partido en el poder y con su representante en la Presidencia.

Ante la posibilidad de que se desaten nuevos enfrentamientos y actos de violencia en la capital, las autoridades colocaron en alerta a todas las oficinas públicas y bancos, que laboraron sólo medio día, así como los hospitales.

El Ministerio de Salud confirmó este lunes que 16 personas murieron y 781 más resultaron heridas durante los enfrentamientos del domingo, entre partidarios de Mursi y opositores en las ciudades de Beni Suef, Alejandría, Kafr al-Sheikh, Fayoum y El Cairo.