Daniel Ortega encabeza festejo de aniversario de Revolución Sandinista

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vocera gubernamental Rosario Murillo, encabezaron hoy los festejos del 36 Aniversario de la Revolución Sandinista con un acto masivo en la Plaza Juan Pablo II.

La victoria de la Revolución en 1979, así como sus victorias electorales, "son hijas del amor", sostuvo Ortega, quien calificó las obras del gobierno como fruto del esfuerzo del pueblo.

El mandatario resaltó la importancia de los gobiernos progresistas en varios países de América Latina, los cuales expresan principios solidarios, de dignidad, de soberanía y de justicia.

Ortega contrastó en cambio la situación en Estados Unidos, donde el presidente Barack Obama enfrenta problemas de racismo que no sólo afectan a los negros, sino también contra los latinoamericanos, y condenó el uso de la violencia contra las protestas de la población.

En su discurso, evocó a héroes y mártires de Nicaragua, como el líder indígena Diriangén, el general Augusto C. Sandino y el fundador del Frente Sandinista, Carlos Fonseca.

El presidente nicaragüense resaltó que en su país, el pueblo quiere la paz, y resaltó que Nicaragua es una excepción en una región afectada por la inseguridad.

Junto con Daniel, en la tarima del acto estuvieron el cardenal Miguel Obando, autoridades del Estado, dirigentes de la Juventud Sandinista y el tricampeón mundial de boxeo, Román "Chocolatito" González, entre otros invitados.

Estuvieron como invitados especiales los vicepresidentes de Venezuela, Jorge Arreaza, y de Cuba, Miguel Díaz Canel; el expresidente hondureño Manuel Zelaya, y los cinco agentes cubanos excarcelados de Estados Unidos, Fernando González Llort, René González, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández y Ramón Labañino.