Reconciliación social y certeza jurídica, metas de Consejería:Granados

El nuevo titular de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales del Gobierno local, Manuel Granados, afirmó que esa dependencia analiza los esquemas de atención ciudadana y las invitaciones de diálogo para consolidar la reconciliación social y robustecer la certeza jurídica entre los capitalinos.

Indicó que el establecimiento de un vínculo más sólido con las demandas de la sociedad permitirá a la Consejería fortalecer el orden y defender con más eficacia los derechos de los habitantes de una de las urbes más pobladas del mundo.

Granados Covarrubias anunció en un comunicado que ya alista los primeros cronogramas de trabajo para cumplir con efectividad la encomienda del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, a quien propondrá convertir esta instancia en "el puente para las iniciativas ciudadanas".

Consideró trascendental cambiar la visión del servicio público con empleados probos que acudan al encuentro del pueblo a "ofertar los servicios de la ciudad", y no que sea éste el que asista a las oficinas del gobierno a buscarlos.

Debemos mantener una relación de diálogo cordial y constructivo en el cual participen todos los actores políticos y sociales como ruta para conciliar y generar acuerdos que permitan tomar mejores decisiones en la definición de políticas públicas, enfatizó.

Por ejemplo, "que en todo lo que tiene que ver con la creación de leyes, inquietudes en temas como el desarrollo urbano, sean los propios ciudadanos quienes aporten ideas para las iniciativas, el titular del Ejecutivo local las haga suyas y las presente ante la próxima Asamblea Legislativa".

"Hay que ver más allá de los intereses ideológicos y enfocarse en la construcción de la Ciudad de México y su desarrollo en un momento en el que la gente está cansada de peleas entre unos y otros", resaltó.

El funcionario local recordó que, a propuesta del jefe de Gobierno, el presupuesto asignado al Distrito Federal para el siguiente año se someterá a consideración de la sociedad para que decida dónde y cómo ejercerlo, y así cumplir con los temas de la agenda ciudadana.

Indicó que en lo que corresponde a su función con miras a trabajar por la concordia social, la Consejería Jurídica desplegará un plan de reordenamiento en el que se pondrá énfasis sobre las conductas atentatorias contra la integridad física de las personas y aquellas que infrinjan la tranquilidad del Distrito Federal.

Las acciones encaminadas a reforzar la cohesión pretenden que nadie carezca de identidad legal a falta de un acta de nacimiento, sobre todo, personas de escasos recursos económicos, indígenas e individuos en situación de calle.

Reforzará los programas de escrituración para dar certeza patrimonial a los capitalinos que viven en unidades habitacionales, de manera que quienes cuentan con su espacio de vivienda, lo posean a su nombre y puedan tener acceso a diversos beneficios.

"Muchas veces hay un rezago del reconocimiento patrimonial, de este instrumento jurídico, por las sucesiones o porque los titulares ya fallecieron, y ahora son los hijos los que están al frente de los inmuebles, por lo cual es fundamental proveer certeza de sus bienes", explicó.

Destacó que en el Registro Civil, el Registro Público de la Propiedad, la Defensoría de Oficio y los Juzgados Cívicos -que están bajo su cargo- tienen la consigna de actuar con sensibilidad y en defensa de los intereses de los pobladores del Distrito Federal.

Para revertir los rezagos en materia de justicia, será fundamental revisar los esquemas bajo los cuales se desempeñan los defensores de oficio, así como verificar las condiciones de quienes, por carecer de mecanismos jurídicos o recursos financieros para pagar una fianza, están privados de la libertad pese a que sus delitos son considerados "no graves" en la ley.

Consideró que también es necesario estudiar las circunstancias de quienes se desempeñan en labores de atención ciudadana para que sea rápida, amable y eficaz, y sugirió generar programas de capacitación y profesionalización para los servidores públicos.