Emiten recomendaciones para proteger a empresas de sus ex empleados

Contar con una lista de empleados, así como una relación de los accesos permitidos a una red corporativa son algunas de las recomendaciones emitidas por Blue Coat Systems para proteger la seguridad de las empresas.

Lo anterior, explica la firma de seguridad, con la finalidad de evitar que los empleados que fueron despedidos continúen accediendo a la red corporativa del trabajo donde colaboraban, así como para impedir el robo de información.

En un comunicado, la compañía dedicada a la seguridad cibernética, sugiere establecer políticas y prácticas de seguridad adecuadas durante la estancia del trabajador y posterior a su salida.

Además, considera peligroso el llamado Bring your OwnDevice (BYOD), que permite a los colaboradores de una empresa llevar sus dispositivos personales al trabajo.

Por ello, destaca la importancia de contar con información de bases de datos, aplicaciones y servicios, entre otros, y cuando termine la relación laboral informar al departamento encargado de sistemas.

De igual forma, aconseja implementar acuerdos de confidencialidad y de no competencia con los trabajadores.

También recomienda contar con tecnologías que ayuden a detectar cualquier incidente, por lo cual, las empresas deben considerar la forma en que la información está almacenada, el valor de ésta, así como el riesgo que conlleva perderla o de que se haga pública.

Lo anterior, explicó Blue Coast System, derivado del informe Global State of Information Security Survey 2015, que destaca que hasta mayo de 2014 los incidentes de seguridad en el mundo sumaron 42.8 millones, lo que equivale a 117 mil 339 ataques por día.

Dichos ataques, expone, se vuelven más costosos para las organizaciones, pues se estima que los gastos por incidente oscilan en 2.7 mil dólares.

Refirió que dicho estudio destaca que Latinoamérica reportó una alta incidencia de amenazas internas, en especial de ex empleados, con un 38.85 por ciento, seguido de 34.53 por ciento por parte de los actuales trabajadores y 28.22 por ciento por parte de cibercriminales.