Crece tensión en El Cairo para exigir la renuncia de Morsi

La Mugamma, el principal edificio administrativo en la plaza Tahrir, en El Cairo, se encontraba rodeado esta mañana por una multitud que demandaba la renuncia del presidente egipcio Mohamed Morsi, informó la agencia MENA.

El cerco, que de acuerdo a la prensa internacional ha derivado en el saqueo de las instalaciones ocupadas por la gobernante Hermanos Musulmanes, se da mientras corre el plazo para que el mandatario renuncie, el cual vence este martes.

De acuerdo a la agencia egipcia de prensa, la multitud formó una cadena humana en torno al edificio mientras ondeaban banderas egipcias y lanzaban proclamas en contra de la Hermandad.

En el segundo día de protestas en la principal plaza de la capital egipcia, se invita a los transeúntes a unirse a la manifestación, que pretende también la convocatoria a elecciones presidenciales.

Por su parte un despacho de la BBC indicó que a la sede del movimiento islámico gobernante entraron varios de los manifestantes, quienes lanzaron objetos por sus ventanas y luego incendiaron las instalaciones.

Los hechos de la mañana de este lunes siguen a las marchas que vivió Egipto este domingo, cuya asistencia se estima en millones de personas en todo el país, quienes apoyaron el llamado a la desobediencia civil si Morsi no renuncia este martes.

Por su parte el vocero presidencial Ehab Fahmy dijo la víspera que a través del diálogo se alcanzará un acuerdo, destacó que Morsi está abierto a un auténtico y serio diálogo nacional y rechazó versiones de cambios en el gabinete de gobierno.

El propio presidente Morsi dijo al diario británico The Guardian este fin de semana que si se acepta que un funcionario electo sea removido, su sucesor enfrentaría también demandas de que renuncie, por lo que no existe espacio contra la legitimidad constitucional.

Las marchas de este domingo, en la cual se apreció la presencia de seguidores de Morsi pero en un número muy inferior a sus oponents, dejaron al menos 14 personas muertas y unos 900 heridos, citó la edición electrónica del diario Egypt Independent al ministerio de Salud.