Desmorona Brasil al campeón del mundo España por 3-0

Brasil desmoronó al campeón del mundo, España, por 3-0, para ganar por tercera vez consecutiva la Copa Confederaciones y cuarta vez en su historia, en tanto los ibéricos vieron truncado el sueño de conquistarla por primera vez.

Fred, quien fue vilipendiado al inicio del torneo por su afición, fue la estrella y el "depredador" esta noche, al marcar dos goles, a los minutos dos y 47, mientras el crack Neymar hizo uno, al 44, en la coronación en la cancha del legendario Estadio Maracaná.

Ahí fue la debacle de los ibéricos con su entrenador, Vicente del Bosque, quien vio cómo Sergio Ramos falló un penal, al minuto 55, lo que marcó más el derrumbe de la "Furia Roja".

Una jugada fortuita abrió la vitrina brasileña para el trofeo, apenas al minuto dos, con centro corto desde derecha de Hulk, en el área, pero Fred no hizo contacto y el balón siguió en dirección a Neymar.

Arbeloa cortó, hubo rebotes, incluso uno en la mano del defensa y la de gajos quedó a favor de Fred, quien, tirado, alcanzó a patear y mandarla al fondo.

Gol para el gran festejo de los "verdeamarelos", quienes de pronto invirtieron el rol, empezaron a tocar el balón y a disfrutar el momento, pero sin poder ampliar la ventaja.

Un pase largo puso el mano a mano, pero Arbeloa dio patada finita a Neymar, el árbitro lo amonestó y el descontento llegó para los de casa y los visitantes a defender lo suyo, por lo cual hubo manotazos, reclamos y ganas de más, pero fue suficiente.

Para evitar la habitual posesión del esférico de los españoles, los brasileños presionaron con todo, pataditas y patadotas, y no les dieron libertad de nada y cuando los europeos creyeron tener el control del campo, los contragolpearon.

En una descolgada, Neymar filtró a un solitario Fred por el centro y el delantero disparó potente por abajo, pero Casillas hizo la gran desviada, al minuto 32.

Los campeones del mundo ganaron el esférico por el medio campo; pase a Xavi, quien avanzó por su lado izquierdo y envió el esférico a derecha a un solitario Pedro, quien pateó raso y a la izquierda para superar al arquero y ya sobre línea de gol llegó barrida salvadora de David Luiz, para enviar el balón por arriba, al 41.

Tres minutos después exhibió Neymar inteligencia y frialdad, hizo pared con Oscar y realizó potentísimo disparo que entró pegado al larguero y cerca del ángulo superior izquierdo, para vencer a un Casillas que sólo trató de cubrir su área por inercia.

Y luego, la debacle de los ibéricos al inicio del segundo tiempo, al perder el balón por el medio campo, el esférico llegó a la derecha para Oscar, quien mandó centro para Neymar.

El flamante jugador de FC Barcelona fintó quedarse con el esférico, pero lo dejó pasar a un solitario Fred, quien disparó cruzado y anidó la de gajos por la base del segundo palo, para el 3-0, al 47.

El recién ingresado Jesús Navas entró al área por lado derecho, donde recibió falta de Marcelo para penal, oportunidad para revivir y ponerse un poco a la altura, pero Sergio Ramos disparó raso y por fuera de la base del palo izquierdo, al 54.

Después fue perderse en la cancha para los españoles, ante unos brasileños eufóricos impulsados por estar en casa y catapultados por su afición.

Pese a ello hubo respuesta de los europeos, como la del minuto 80, cuando Villa recibió en el área y disparó potente y raso, pero el arquero Julio César se tendió a la izquierda para hacer la gran desviada.

El suplente Villa, en este torneo, fue el más incisivo en este juego, porque al 86 recibió el balón en el área por lado izquierdo, lo bajó y luego disparó bonito para el ángulo superior derecho, pero Julio César lo anuló con su vuelo para hacer la gran desviada y acabar con el sueño final de los ibéricos.

Al silbatazo final explotó la felicidad del triunfo y la gloria de los brasileños, quienes se fundieron en un abrazo, mientras del otro lado imperaron las caras largas y hasta de incredulidad por lo sucedido esta noche.

El árbitro holandés Bjorn Kuipers amonestó a Alvaro Arbeloa (minuto 15), Sergio Ramos (28) y expulsó a Gerard Piqué (68) todos del lado ibérico.

Alineaciones:

Brasil.- Julio César, Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo, Luiz Gustavo, Paulinho (Hernanes, 87), Oscar, Hulk (Jadson, 72), Neymar y Fred (Jo, 79). DT Luiz Felipe Scolari.

España.- Iker Casillas, Alvaro Arbeloa (César Azpilicueta, 46), Gerard Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Sergio Busquets, Andrés Iniesta, Xavi, Pedro, Juan Mata (Jesús Navas, 52) y Fernando Torres (David Villa, 58). DT Vicente del Bosque.