Siete heridos fue saldo de enfrentamiento cerca del estadio Maracaná

Al menos siete heridos fue el resultado que dejó el enfrentamiento que se suscitó entre la Policía Militar y manifestantes, muy cerca del estadio Maracaná, donde se disputa la final de la Copa Confederaciones Brasil 2013.

De acuerdo con reportes, cinco de ellos fueron manifestantes y dos policías, los cuales fueron trasladados a un hospital para ser atendidos, sin que hayan sufrido lesiones de gravedad.

Henrique Guelber, coordinador de los derechos humanos de OAB-RJ (Orden de Abogados de Brasil de Río de Janeiro), afirmó que las provocaciones llegaron del lado de los manifestantes, sin embargo, comentó que analizarán los videos para verificar que no haya existido abuso policiaco.

Por su parte, el coronel Erir Ribeiro Costa Filho, portavoz de la Policía Militar, afirmo que detectaron un grupo de vándalos que fueron los que se encargaron con terminar la manifestación pacífica.

Asimismo, se informó que en una mochila fueron encontradas y decomisadas 17 bombas molotov, sin que hubiera detenidos por este hecho.

Los efectos de esta confrontación se sintieron en las puertas del estadio Maracaná, hasta donde llegó el gas lacrimógeno lanzado y que generó malestar entre la gente, principalmente en los voluntarios que mostraban ojos rojos y mucha tos.

Pasadas las 20:30 hora local, los manifestantes se empezaron a reunir de nueva cuenta en las esquinas en que convergen las avenidas San Francisco Javier y Maracaná, donde hace un par de horas se dio el enfrentamiento.