Grecia y líderes europeos presentarán nuevo proyecto de compromiso

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, delineó con Francia, Alemania y la presidencia del Consejo Europeo un proyecto de compromiso para evitar la salida de Grecia de la zona del euro, indicaron fuentes de las negociaciones europeas.

La emisora Radio Francia Internacional indicó que Tsipras, el presidente francés François Hollande, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, definieron un proyecto de acuerdo para mantener a Grecia en la zona euro.

La propuesta será sometida a los dirigentes de toda la zona euro para su aprobación, indicaron las fuentes en las primeras horas de este lunes.

Esta misma madrugada, la agencia griega de noticias, citando fuentes de la negociación en Bruselas, indicó que el gobierno de Grecia estaría cerca de conjurar la amenaza de su salida de la zona euro, tras varias horas de difíciles conversaciones.

Según las fuentes citadas por ANA, Grecia y sus socios europeos habrían dado un "paso significativo" hacia un acuerdo en la madrugada de este lunes, que evitaría la salida de Atenas de la zona euro y permitiría acercar posiciones para un acuerdo.

Según ANA, el eventual acuerdo permitiría a Grecia contar con recursos para las próximas semanas, hasta que se negocie un nuevo programa de largo alcance, por unos 60 mil millones de euros.

Estos fondos corresponderían al Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (EFSM por sus siglas en inglés), pero para activarlos se requiere de la aprobación de los 28 socios de la Unión Europea.

El domingo, los socios de la zona del euro exigían que Atenas confiara a un fondo independiente con sede en Luxemburgo la privatización de bienes nacionales por un valor de 50 mil millones de euros.

Reunidos desde las 14:00 GMT en Bruselas, los gobernantes de la unión monetaria pusieron delante del primer ministro heleno, Alexis Tsipras, cuatro páginas de exigencias, elaboradas por sus ministros de Finanzas durante una maratónica reunión calificada de "muy difícil" por los participantes.

De no aceptarlas, se había advertido a Grecia que tendría la "opción" de salir de la zona del euro por un período de cinco años y solicitar la renegociación de su deuda.