Papa saluda a Dilma y a Felipe VI al sobrevolar Brasil y España

El Papa Francisco saludó a la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, y al Rey de España, Felipe VI, al sobrevolar ambos países en su regreso a Roma después de su gira sudamericana.

"Regresando de la visita que me llevó a encontrarnos con tantos hermanos de Ecuador, Bolivia y Paraguay, saludo a vuestra excelencia deseando para Brasil un futuro sereno y feliz para sus hijos que recuerdo con nostalgia y a quienes envío una bendición apostólica", señaló el mensaje enviado a Roussef.

El que dirigió a Felipe VI precisó que "al volar el territorio español de regreso a Roma, me es grato enviar un cordial saludo a vuestra majestad y a la reina, así como a todos los hijos e hijas de esas queridas tierras a los que reitero mi afecto, rogando al señor abundantes dones celestiales que los ayuden a vivir en armoniosa competencia".

Por cuestiones de protocolo, el Papa suele enviar este tipo de telegramas cuando el avión que lo traslada atraviesa el espacio aéreo de las naciones.

En el caso de Paraguay, que fue la última escala de su viaje, Su Santidad dejó una carta al presidente de ese país, Horacio Cartes, en la que le expresa "mi agradecimiento y afecto a ese querido pueblo, lo llevo en mi corazón, pido al señor copiosas gracias para todos que les ayuden a progresar en fraternidad y armonía".

Un escrito similar recibió el presidente de Bolivia, Evo Morales, a quien le manifestó su gratitud para el pueblo boliviano, al que "llevo en mi corazón y ruego al señor abundantes gracias para todos, que les permitan progresar cada día más en una armoniosa convivencia y una paz estable".